El cuento de antes de dormir se sirve a través de la pantalla

|

Patricia Cortés tiene 20 años y pasa muchas horas en la facultad de Educación. Allí se especializa en Infantil, mientras le da forma desde hace mes y medio a cuentos tejidos en su cabeza para pequeños de cero a seis años. Los cuelga en un blog, www.cuentoinfantil.jimdo.com, con el objetivo de que los pequeños se diviertan y aprendan. 
Porque tener un libro en las manos para dar las buenas noches en forma de historia es cosa del pasado, la estudiante propone hacerlo a golpe de pantalla. Leyendo directamente desde la tableta uno de esos a los que le pone lazo y mensaje. Y es que Patricia reconoce que detrás de sus relatos hay una crítica, un valor escondido que sale a la palestra a través de personajes inventados. Su colección no hace más que ganar adeptos: “En cinco días, alcancé las 600 visitas”. 
Para la autora, escribir los cuentos es tarea fácil. Afirma que en 15 minutos, puede sacarle brillo a una idea con las palabras y entre sus criaturas, la universitaria destaca “¡Un día especial!” porque le pone intriga y les cuenta a los locos bajitos cómo los protagonistas están a punto de recibir una visita inesperada. 
También recuerda la de “Tomás, ás, ás”, sobre un niño que quiere llamarse así: “Con esta historia, critico a los que no respetan los intereses y necesidades de los pequeños”. Sin ninguna intención de conseguir beneficios económicos del asunto, sigue sumando títulos en dos colecciones. Con “Lola”, Patricia se dirige a los que apenas tienen dientes para alimentar su vocabulario con  nuevos términos. Sus propuestas también disparan a las emociones y les hacen pasear en medio de los animales de un zoo. Señala que de un día para otro se lo comentó a sus padres y que rápidamente, su presencia en las redes obtuvo la respuesta de muchos que le dedican buenas críticas: “Los voy escribiendo sobre la marcha, en mis ratos libres”. 
En este corto espacio de tiempo, se los ha pasado a sus profesores. Circulan por la Universidad y por internet y solo espera poder seguir engordando la imaginación de las criaturas, que tienen un nuevo arsenal de motivos para continuar soñando despiertas.

El cuento de antes de dormir se sirve a través de la pantalla