El Ayuntamiento se aferra a Bens y obvia el contrato para el Museo de Automoción

Recreación de cómo quedará el edificio del museo tal y como recoge el proyecto para el parque de Bens
|

La construcción del Museo de Automoción e Historia en Bens va camino de convertirse en un culebrón. Después de que la Fundación Jorge Jove entregase un proyecto alternativo –con renuncias sobre su planteamiento definitivo– para acercar posturas el lunes, ayer el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, mostró el enrocamiento del Ayuntamiento con el parque pese a que los terrenos están legalmente en poder de la institución civil hasta 2090. En su discurso, dejó entrever incluso una ligera intención de culpabilizar a la Fundación Jorge Jove de la polémica cuando esta, a pesar de tener sus derechos y la legalidad de su parte para construir en Bens, en todo momento ha intentado llegar a un consenso con el Gobierno de la Marea.
La Fundación Jorge Jove anunció el lunes, sin entrar a valorar siquiera el ofrecimiento de una parcela municipal de 7.000 metros cuadrados en el polígono industrial de A Grela por las diferencias de volumen con su proyecto museístico, que renunciaría a una parte del plan previsto para Bens.
A fin de conservar una zona más virgen la comisión permanente del Patronato de la Fundación votó a favor de mover una pista técnica y una zona de investigación a otro emplazamiento. Sin embargo, ni esa renuncia ha bastado al Ejecutivo municipal para respetar los derechos adquiridos por la organización a través de la firma de un contrato de cesión de unos terrenos de 107.800 metros cuadrados con el anterior Gobierno local del PP. Para el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, Bens sigue siendo “irrenunciable”.
Tal es la determinación del Consistorio que obvia el hecho de que de negar la implantación del Museo de Automoción e Historia en la ubicación prevista significaría incumplir la legalidad.
Pese a aferrarse al parque, Varela aseguró que aún existe “vontade de atopar un acordo” porque quieren, aseguró, que la sala expositiva, cultural y de formación se cree en A Coruña.
El edil defendió la oferta hecha la semana pasada en A Grela basándose en la “escaseza de zonas verdes coas que conta A Coruña, unha cidade compacta, moi urbanizada” para justificar el apego al parque ubicado frente al monte de San Pedro. De hecho, incluso citó a la Organización Mundial de la salud (OMS) intentando razonar la insistencia.
Esta intención de Marea Atlántica choca de pleno con la realidad del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM), puesto que este reserva el espacio en cuestión como una parcela dotacional. Entiende la Fundación Jorge Jove, a este respecto, que la ciudad no puede permitirse renunciar a ella. Simplemente, sin entrar a apelar a la legalidad y la razón que les da la cesión del suelo por el anterior grupo de Gobierno.
Además, ese cambio supondría, en cierto modo, perjudicar a unos vecinos que tendrían por primera vez un servicio después de soportar un vertedero y la cercanía con la refinería y la planta depuradora de aguas.
Al margen de este tipo de consideraciones el representante del equipo de Xulio Ferreiro insistió en las potencialidades de la ubicación del museo en A Grela, dejando la puerta abierta a ampliar un poco más la parcela de los 7.000 metros cuadrados.

El Ayuntamiento se aferra a Bens y obvia el contrato para el Museo de Automoción