Rey propone firmar ya el convenio de ampliación del Chuac y dejar las inversiones para más adelante

Vista de la entrada principal del Chuac, que sufrirá una importante ampliación | patricia g. fraga
|

Comenzado el mes de diciembre, el fatídico 2020 entra en su recta final, y es muy posible que concluya sin que se llegue a firmar en convenio entre la Xunta y el Ayuntamiento para la ampliación del Chuac. Ambas administraciones coinciden en señalar la importancia de la obra y su disposición a firmar el documento, pero más allá, las diferencias parecen irreconciliables. La alcaldesa, Inés Rey, propone firmar el convenio ahora y dejar el anexo de inversiones, que se discutiría más adelante.

“Espero que tengamos el convenio firmado cuanto antes. Esa es la intención del Gobierno local” reiteraba ayer la regidora, durante un acto público en la Domus. Y están dispuestos a firmar el convenio que ha ido y venido entre la Xunta y el Ayuntamiento para hacer aportaciones y revisiones desde hace cerca de nueve meses. “Es una infraestructura necesaria, a la que hay que darle el impulso preciso, y nuestra disposición es total”. 

Para Rey, “el acercamiento está muy claro”: el convenio hay posibilidad de firmarlo “cuando se considere”. Pero el anexo de inversiones es harina de otro costal. “Son dos cosas diferentes: por un lado está el convenio y por el otro, el anexo. Nosotros firmamos el convenio mañana mismo, si es necesario”, alentó. 

En cuanto al anexo, la alcaldesa ya no se muestra tan terminante: “Habría que trabajarlo un poco más, ver cómo va ese proyecto, las implicaciones que tiene cada administración, sus obligaciones, sus compromisos financieros...”. Como señala la propia Rey, eso requiere “algo más de tiempo para concretar las inversiones económicas y delimitarlas”, pero reitera su disposición a departir con la Consellería de Infraestruturas. 

Giro en el discurso 
De esta manera, el discurso municipal toma un curioso giro un respecto a hace poco más de dos meses, cuando la Concejalía de Hacienda hacía público un informe en el que el responsable del área, José Manuel Lage, considera que el convenio “roza a ilegalidade” porque en el documento no se menciona cuánto aportará la Xunta a la ampliación de una infraestructura, solo la aportación municipal. 
En ese momento (el 23 de octubre), Lage recriminaba la actitud de la Xunta: “Non nos pida un cheque en branco”. Ahora, Rey parece haber cambiado de opinión y prefiere desgajar el convenio del anexo: “Se trata de poner negro sobre blanco cuáles son las obligaciones y, evidentemente, es más sencillo hacerlo cuando hay un proyecto y se sabe claramente cuáles son los viales que tiene que acometer el Ayuntamiento”.. 

Una vez se hayan concretado estos pormenores, “nuestra voluntad es firmar este anexo”, remató la alcaldesa. 

Por su parte, fuentes de la Xunta aseguran no haber recibido ninguna respuesta oficial de María Pita, ni siquiera sobre su intención de firmar el convenio ahora y dejar el anexo para más adelante. En todo caso, la Consellería de Infraestruturas, que dirige Ethel Vázquez, no ha recibido la idea con agrado. La postura de la Xunta es que el convenio tiene que ir acompañado de un anexo de inversiones para garantizar un compromiso real. 

De esta manera, se abre un capítulo más de una polémica que comenzó el 5 de mayo, cuando por primera vez la Xunta envió el convenio, y que había seguido hace unos días con la entrega del anexo de inversiones, sin un final a la vista.

Rey propone firmar ya el convenio de ampliación del Chuac y dejar las inversiones para más adelante