Los coruñeses tendrán un autobús cada 15 minutos para visitar los cementerios

02 octubre 2012 A Coruña.- Los coruñeses abarrotaron ayer los cementerios para renovar la tradición de honrar a sus familiares fallecidos
|

Los cementerios volverán a ser los lugares más visitados de la ciudad durante los tres próximos días por lo que el Ayuntamiento pondrá en marcha desde hoy el dispositivo especial de Todos los Santos. Con el fin de evitar los caos de tráfico y facilitar la llegada de los coruñeses a los camposantos para honrar a sus familiares fallecidos, el gobierno municipal ha acordado con la empresa que gestiona los autobuses urbanos modificaciones en varias líneas que conllevarán un incremento de las frecuencias de los vehículos que se desplacen a esas zonas.
Desde mañana y hasta el próximo sábado se reforzará el servicio de transporte público de manera que los vecinos tendrán a su disposición un autobús “que los traslade a los diferentes cementerios” cada 15 minutos aproximadamente.
Las líneas 3 y 3A, que se dirigen al camposanto de San Pedro de Visma circularán con mayor continuidad mañana. “Cada una de ellas pasará con una frecuencia de 30 minutos” de manera que, combinadas, pasarán cada cuarto de hora.
En el caso de San Amaro, se reforzará la línea 11, que llegará cada 17 minutos a las paradas. Además, desde el Ayuntamiento se recuerda que también discurren por la zona las líneas 4, 5, 6, 6A, 7 y 17.
El cementerio de Feáns, el más alejado del centro de la ciudad, dispondrá de las líneas 23 y 23A que normalmente circulan por Pocomaco y Novo Mesoiro. Estas tendrán mayor frecuencia mañana y el viernes de manera que también completarán sus trayectos en 15 minutos.
Por otra parte, el Ayuntamiento ha tejido un dispositivo de control del tráfico para “favorecer la movilidad de personas y vehículos, en especial mañana; procurar la fluidez en los accesos y salidas de los cementerios y agilizar la circulación en las zonas de mayor incidencia evitando la doble fila”. Algunos de los puntos en los que se apostarán los agentes de la Policía Local serán en el paso de peatones frente a San Amaro donde “regularán el paso de vehículos y peatones”; en las calles de Orillamar, Rafael Baixeiras y San Vicente de Paul; y en todas aquellas vías que tengan alguna intersección con la propia Orillamar.
También habrá controles en el entorno de los otros tres cementerios: Oza, San Pedro de Visma y Feáns. Todos ampliarán su horario de apertura hasta las 19.00 horas durante los tres días.

Los coruñeses tendrán un autobús cada 15 minutos para visitar los cementerios