La CUP avisa a JxSí de que la desconexión debe quedar aprobada antes de la Diada

Puigdemont contesta a ciudadanos a través de Facebook Live | A. GARCíA (efe)
|

La diputada de la CUP en el Parlament Mireia Boya advirtió ayer a JxSí de que las leyes del referéndum y de transitoriedad jurídica deben aprobarse antes de la Diada del 11 de septiembre: “Vamos tarde”. “Estamos optando por una estrategia de las astucias cuando tendríamos que optar por la participación”, dijo en rueda de prensa, y recordó que la campaña del referéndum comenzará pocos días después de la Diada y que para entonces la gente debe saber que la determinación de celebrar el referéndum existe.
Después de que la Mesa de ayer no incluyese votar estas leyes en el pleno de la próxima semana, los cupaires defienden que lo que se pretende es aprobar leyes en una cámara legislativa, algo que califican de normal en democracia, por lo que piden que se haga de forma ordinaria.
Las opciones que se barajan son: que la Mesa las acepte a trámite para votarlas en el pleno o que los grupos pidan su inclusión durante el plenario o que se tramite por decreto ley, aunque la CUP descarta esta opción.
“Debe ser este Parlament el que debe aprobar esta ley. Estamos en contra del decreto ley si no es que hay alguna medida represiva del Gobierno contra los miembros de la Mesa”, según Boya, que considera que las medidas del Ejecutivo central hasta ahora no han ido más allá de la gesticulación.
También exigió al Govern que explique los problemas de logística que puedan tener y quién los genera: “Expliquemos que el Estado español nos hace boicot en algunas cosas, expliquemos quién nos roba las garantías”.
Boya también acusó al PSOE de querer hacer causa común con el PP “contra el movimiento democrático” del 1-O, y no ve diferencia entre ambos partidos. “Hay un pacto de Estado contra el movimiento democrático de Cataluña. Que el PSOE lo diga públicamente es una vergüenza”, e incluyó a los socialistas entre los defensores del régimen del 78.
Además, advirtió al Tribunal Constitucional de que malgastará el tiempo sentenciando contra el 1-O: “Todo trabajo que hacen ante un Parlament que va a probar leyes para autodeterminarse son horas perdidas”.

Despacio
El portavoz del Gobierno catalán, Jordi Turull, dijo que el Ejecutivo no descarta aprobar la ley del referéndum, que da cobertura legal a la consulta anunciada para el 1 de octubre, mediante un decreto ley en vez de la vía parlamentaria, como quiere la CUP.
En la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, detalló que otra opción es la del artículo 81.3 del reglamento del Parlamento, que permite introducir votaciones exprés de última hora en el pleno, y permitiría a JxSí y la CUP sortear la impugnación estatal.
Preguntado por el planteamiento de aprobar la ley del referéndum fuera del Parlamento regional, defendió que “lo importante no es el cómo, sino lo que se está aprobando”, y aseguró que el Gobierno catalán no dará detalles del operativo del 1-O hasta que se convoque. Turull respeta que la CUP quiera que se den a conocer ya todos los detalles porque queda poco más de un mes, pero pide a los cupaires “que respeten los tempos” del Gobierno regional y mantengan la unidad en todos los pasos importantes hacia la independencia.
Tampoco se mostró sorprendido por que la CUP exija agilizar el proceso, pero insistió en pedir respeto por el calendario elegido por el Ejecutivo de Puigdemont: “Si sale mal, nos mirarán a nosotros y no a ellos”.
Turull también destacó que el Gobierno catalán confía al máximo en que JxSí y la CUP elegirán el mejor modo posible para aprobar tanto la ley del referéndum como la de transitoriedad jurídica: los grupos dijeron el lunes que lo harán antes del 1-O, y Turull no concretó si el Gobierno catalán quiere que sea aún más pronto para que sea antes de que empiece la campaña el 15 de septiembre. Ha admitido que al Ejecutivo regional le gustaría poder organizar mejor el 1-O, pero no puede porque “el Estado aplica una serie de acciones que no hace con el resto del Estado de manera preventiva por motivos ideológicos”.

Enmiendas
Mientras, la diputada de la CUP en el Parlament Mireia Boya afirmó que su grupo es partidario de abrir un periodo de enmiendas a la ley del referéndum del 1-O para que SíQueEsPot vote a favor de la norma en el pleno.
Aún así, los grupos de Cs, PSC, PP y SíQueEsPot presentarán un escrito en el Parlamento catalán en el que solicitan a la presidenta de la Cámara, Carme Forcadell, que pida a los letrados un informe jurídico sobre las leyes de ruptura, la del referéndum y la de transitoriedad jurídica. Así lo anunció el portavoz de Cs en el Parlamento, Carlos Carrizosa, que explicó que decidieron presentar este escrito formal, después de que la Mesa de la Cámara y la Junta de Portavoces hayan rechazado pedirlo.

La CUP avisa a JxSí de que la desconexión debe quedar aprobada antes de la Diada