Betanzos - La campaña para “Salvar El Pasatiempo” supera las 5.000 adhesiones ciudadanas

18 julio 2013 / 09 octubre 2015 página 20 / 21 enero 2016 página 17 Betanzos.- Inician los trabajos de recuperación de zonas verdes en los niveles superiores del Parque de El Pasatiempo
|

En un mes crucial para El Pasatiempo, la campaña ciudadana para “salvar” el parque supera las 5.000 adhesiones y aspira a convertirse en uno de los movimientos sociales de 2017. 
La importante actividad registrada en las últimas horas, volcada casi exclusivamente en cuestiones numéricas, vino de la mano de Madrid. Los medios de comunicación de la capital han empezado a hacerse eco de las reivindicaciones de los betanceiros y su compromiso con la obra de Juan García Naveira. 
La primera demanda de estos ciudadanos no es otra que el acondicionamiento del parque, independientemente del plan expuesto por el Gobierno de Ramón García Vázquez a la Diputación de A Coruña para acometer obras de rehabilitación valoradas en más de un millón de euros en el área histórica de El Pasatiempo. Una actuación de la que deberían tenerse noticias antes del segundo trimestre de 2017. 
Para los promotores de la campaña, quienes han demostrado no tener ni vinculación ni aspriaciones políticas, la restauración del espacio y, sobre todo, su posterior mantenimiento, son la única manera de garantizar su  “supervivencia” y de respetar los objetivos de sus impulsores: disfrute estético, fin didáctico, reclamo turístico y labor social por y para Betanzos. Las premisas con las que en 1893, el menor de los García Naveira empieza a desarrollar en O Carregal un área de recreo a la manera de los grandes jardines del XVIII y XIX siguiendo criterios establecidos por hitos de la promoción pública como el Central Park.
La más notoria diferencia, aunque no la única, reside en que detrás de El Pasatiempo no había instituciones, sino la iniciativa privada y la voluntad de un indiano que había hecho fortuna en Argentina. Un éxito sin precedentes que, un siglo después, sigue siendo el orgullo de muchos betanceiros, que no han dudado en emprender campañas como esta por su recuperación ni en denunciar públicamente su abandono, en reclamar una solución determinante para “la vegetación espontánea acechando muros y esculturas, aguas turbias y emponzoñadas en los estanques, zonas usadas como escombreras, abandono de las estructuras metálicas de nueva planta dispuestas en la última terraza, oxidación y putrefacción de elementos muebles” en que se ha convertido el enigmático y original Parque del Pasatiempo. n

Betanzos - La campaña para “Salvar El Pasatiempo” supera las 5.000 adhesiones ciudadanas