La ciudad pasará del primer día de playa del verano a la alerta amarilla por tormentas

el ideal gallego-2019-07-04-006-b97fa4ad
|

La estación veraniega entró, oficialmente, en vigor el pasado 21 de junio, sin embargo, la ciudad no tuvo su primera jornada plenamente de verano hasta ayer. Doce días tardó el tiempo en mostrar temperaturas verdaderamente estivales que permitieran a los coruñeses –y también a los visitantes– disfrutar de las playas. Y así lo hicieron, llenando los arenales urbanos, justo a tiempo antes de que la meteorología vuelva a dar “disgustos” a los que están de vacaciones: hoy la ciudad estará en alerta amarilla por tormentas.

La temperatura máxima que se alcanzó ayer en A Coruña se quedó en 25,2 grados –según la medición obtenida en la estación de MeteoGalicia situada en Bens–, más que suficientes para los ávidos de arena, que llenaron desde media mañana, cuando las nubes empezaron a despejar y apareció el cielo azul después de varios días grises, las playas de la ciudad.

Se trata de la temperatura más alta en lo que va de verano, aunque no en lo que ha transcurrido de este año. Así, desde el 21 de junio, lo máximo que pudieron disfrutar los coruñeses fueron los 20,5 grados del día 23. La temperatura más alta en lo que va de año se la llevó el caluroso mes de mayo, con los 32,9 grados del día 31, que completó los 27,4 de la jornada anterior y los 27,1 del 1 de junio. Además, poco antes, hubo una pequeña ola de calor que dejó entre el 12 y el 14 de mayo unos termómetros a 24,1, 26,7 y 26,6 grados. La misma racha calurosa también tuvo este 2019 como protagonista inesperado al mes de febrero, cuando el 22 se registraban 24,2 grados, el 25, 23,9 y el 26, 24,4, según los datos de MeteoGalicia.

 

Cambio

Sin embargo, la playa va a dar paso hoy a los paraguas. En tan solo 24 horas, A Coruña pasará del calor y el sol a estar en alerta amarilla por tormentas, según ha establecido la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El aviso en la ciudad está establecido entre las cuatro de la tarde y las nueve de la noche, aunque ya a partir de mediodía se verá un empeoramiento del tiempo, que dejará chubascos, que luego se convertirán, posiblemente, en fuertes tormentas, según las previsiones de la Aemet y MeteoGalicia.

De cara al fin de semana, la situación vuelve a mejorar, aunque las temperaturas no se recuperarán por completo. Así, desde mañana y hasta el domingo predominarán los cielos con nubes y claros, aunque los termómetros no superarán los 22 grados.

La ciudad pasará del primer día de playa del verano a la alerta amarilla por tormentas