Los profesores afirman que Casado superó sus estudios de Derecho con “regularidad”

García-Escudero, Casado y Garrido presiden la reunión de la junta directiva regional del PP madrileño | Javier lópez (efe)
|

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) decidió cerrar el procedimiento de información abierto para determinar si hubo irregularidades en la obtención de la licenciatura de Derecho por parte del presidente del PP, Pablo Casado, tras constatar con los profesores que le impartieron clase que el dirigente superó los estudios con “regularidad”.
Por tanto, no va a iniciar ningún expediente relacionado con este asunto. En el informe sí que recogen que el que fuera director del Centro Cardenal Cisneros, Alberto Pérez de Vargas, habla de que hubo “indicaciones”, pero que estas no influyeron en sus calificaciones.
En las conclusiones del informe, la Universidad señala que Casado solicitó en julio de 2004 el traslado de su expediente desde la Universidad Pontificia Comillas (donde cursaba Icade) a la UCM para cursar la licenciatura en Derecho en el CECC.
En este punto, indica que “no se ha detectado irregularidad en el proceso de aprobación de dicho traslado en cuanto al cumplimiento de lo establecido en el Artículo 20.1 del Real Decreto 69/2000 que regula los mismos”.
La Secretaría Académica de la Facultad indica, además, “que no consta que en la facultad se aplicara ninguna norma específica adicional”. En este punto, explican que en el traslado de expediente se aplicó a los estudios realizados por Casado la “tabla de convalidaciones y adaptaciones establecida por la Facultad de Derecho de la UCM para la adaptación de estudiantes provenientes de Icade”. Esto dio como resultado la adaptación de seis asignaturas de las cursadas en la licenciatura en Derecho y la convalidación de una asignatura por sus estudios de Administración de Empresas. “Todas ellas son grabadas en el expediente de forma inmediata”. Se constata, además, que “un buen número” de las asignaturas que fueron aprobadas por el estudiante en Icade “no le fueron ni convalidadas ni adaptadas en aplicación estricta de dicha tabla de convalidaciones”.
El resto de asignaturas fueron aprobadas por Casado, según el procedimiento de información previa, entre los cursos 2005-2006 y 2006-2007. Fue en este último curso cuando Casado aprobó un total de 12 asignaturas (seis en la convocatoria ordinaria de junio y seis en la convocatoria extraordinaria de septiembre).
La Complutense recoge en su informe que si bien la “práctica totalidad” de los profesores convocados no tiene relación contractual con la Universidad Complutense, se ha podido recabar el testimonio de la mayor parte de ellos, aunque no fue posible hacerlo de todos, debido a alguna incomparecencia y a que, desde entonces, se ha producido algún fallecimiento, jubilación o cese de relación con los centros.
Así, asegura la universidad que “todos los profesores comparecientes afirmaron que el estudiante había superado su asignatura con total regularidad” y recuerda que, dado el tiempo transcurrido, “los profesores no tienen obligación de conservar ninguna prueba documental, por lo que las actas académicas son el único documento constatable”.
En este sentido, apuntan que todos los comparecientes “negaron la existencia de presiones” para que dieran un trato de favor a Casado, salvo un único caso que atestigua la existencia de “algunas indicaciones en ese sentido” por parte del entonces director del CECC, Alberto Pérez de Vargas, aunque señala que “ello no influyó en absoluto en sus calificaciones”. l

Los profesores afirman que Casado superó sus estudios de Derecho con “regularidad”