Aduanas realizó más de 2.400 intervenciones de control en la terminal de Alvedro en 2018

Por el aeropuerto de Alvedro pasaron 98.607 pasajeros en octubre javier alborés
|

Alvedro no es un aeropuerto conflictivo ni supone un peligro para la salud pública por los intentos de pasar sustancias estupefacientes u otro tipo de productos como ocurre en otras terminales, pero el departamento de Aduanas también ejerce un intenso control sobre los pasajeros durante todo el año para evitar que las cosas cambien. A lo largo de 2018 los trabajadores adscritos a este servicio en el aeródromo coruñés practicaron 2.440 intervenciones, de las que la mayor parte de las que dieron como resultado incautaciones estuvieron relacionadas con productos alimentarios. También se retiraron tabaco y alcohol a algunos pasajeros, que en la mayoría de los casos no intentaron recogerlos.


Como otros aeropuertos, Alvedro cuenta con un departamento de Aduanas vinculado a la Agencia Tributaria que no cesa en su trabajo en todo el año. Lo que más intentan pasar los usuarios, según fuentes del departamento en la terminal, son “productos alimentarios de origen vegetal y animal, tabaco, bebidas alcohólicas y esporádicamente medicamentos”. La presencia de droga en el aeropuerto es “anecdótica, como mucho se descubre una al año”. Para dar con todos estos productos, el personal del departamento practicó en 2018 2.440 actuaciones de control “que no siempre dan como resultado incautaciones”. 

Recomendaciones sanitarias
Pero de las que sí acabaron con aprehensiones, se tramitaron un centenar de actas de incautación de vegetales y 64 de productos cárnicos (entre los que también se coló algún pescado o lácteo). Por kilos se llegó a los 1.409. En estos casos no es que los productos fuesen ilegales, sino que por recomendaciones sanitarias tienen que tener unos filtros. 


Por ejemplo, un vegetal podría traer consigo una plaga que se extendiese por la ciudad o más allá de ella. Como curiosidad se abrieron dos actas de contrabando de medicamentos de las 15 actuaciones que se hicieron, pero la mayoría de los casos se solventaron con la autorización médica para esos fármacos. 
En cuanto al tabaco se gestionaron 15 actas de contrabando que sumaron un total de 1.900 cajetillas de tabaco y 235 puros, mientras que en otros diez controles no se denunció por el volumen aprehendido: 441 cajetillas y 300 puros. En lo relativo al alcohol hubo once análisis.

Aduanas realizó más de 2.400 intervenciones de control en la terminal de Alvedro en 2018