La digna adecuación a la actualidad de las escuelas unitarias del franquismo

El Ideal Gallego-2018-06-10-016-e617e47b
|

El propio régimen franquista reconocía a finales de los cincuenta que España, en general, y Galicia, en particular, tenía “planteado un grave problema” de falta de escuelas primarias y, por ello, se llevó a cabo la construcción de 42.000 aulas a lo largo del territorio nacional. De ellas, varias decenas se puede contemplar su fisonomía en los ayuntamientos de la comarca..
Con mayor o menor fortuna, pero con dignidad, han sufrido reformas para adecuarlas a las necesidades de los nuevos tiempos y así pasaron de ser escuelas unitarias, para lo que fueron construidas en la década de los sesenta, a guarderías, Carnoedo; locales sociales, San Vicente de Vigo, o, incluso, talleres de empleo y centros de interpretación de la naturaleza, en Abegondo..
Una de las personas que aboga por este tipo de transformaciones de unos inmuebles, que en su momento no se caracterizaron por su belleza arquitectónica pero que, sin embargo, supuso una inversión económica por parte del Estado de 2.500 millones de pesetas, es el experto en arquitectura y edil de Cambre Juan Leirós.
“Estas estructuras, arquitectónicamente hablando, no son una ‘supermaravilla’ pero son historia. Y la historia, principalmente la dotacional, tenemos que conservarla en lo posible. Si a eso le podemos incorporar un uso, debemos de hacerlo. El patrimonio cuando se encuentra en buen estado hay que incorporarlo”, apunta el edil responsable de Obras, que señala como ejemplo la rehabilitación que se está llevando a cabo en el núcleo de Lendoiro, en la parroquia de Cecebre.
Leirós también destaca las características arquitectónicas de estos inmuebles para ser reformados. Los ve como espacios limpios y diáfanos al carecer de tabiques interiores que limiten su conversión para nuevos usos.
Estas escuelas unitarias se componen, en su mayoría, de dos volúmenes. El inferior destinado a aulas y el superior a vivienda de los profesores. Aunque pueda parecer paradójico existen edificaciones bastante similares en lugares como Murcia pero podría deberse a que el modelo que se implantó en las comarcas coruñesa y brigantina provenga, en parte, de las edificaciones ideadas para la zona de La Mancha. Estas últimas son de planta baja con aulas para dos, tres o cuatro clases, dependiendo de las necesidades.
Imaginario colectivo 
A pesar de que en el imaginario colectivo quedase la impresión de que el régimen franquista dejaba poco margen a la libertad individual y colectiva, el director general de Enseñanza Primaria Joaquín Tena Artigas, a finales de los cincuenta, aseguraba que cada ayuntamiento tenía la posibilidad de utilizar “libremente aquel proyecto más adecuado a las condiciones naturales de la localidad”.
Quizás eso explique las diferencias existentes entre los inmuebles construidos en cada núcleo. Aquí se han mostrado algo más de diez pero existen bastantes más y a buen seguro que usted los conoce. Si lo tiene a bien, visítelos y busque las diferencias con “sus hermanos”.l

La digna adecuación a la actualidad de las escuelas unitarias del franquismo