El río “escondía” bolardos y hasta un carro del súper

Los voluntarios limpiaron las orillas y el cauce del Trabe Javier Alborés
|

¿Qué escondía el Trabe? Desde un carro de la compra hasta restos del quitamiedos de una carretera pasando por varios bolardos y cientos de ramas, y solo en el tramo de Acea de Ama.

Los voluntarios que, coordinados por el Ayuntamiento de Culleredo, Veciños do Río Trabe, O Noso Burgo y Adega, puede encontrar “calqueira cousa” durante su primera jornada de limpieza del cauce, que discurre entre los puentes de Os Muiños y de la AP-9. Con ellos, dispuestos a dedicar la mañana del domingo a mejorar la imagen de un espacio natural único y paliar los daños provocados por la actitud incívica de alguno, están Protección Civil de Culleredo y, en primera línea, el alcalde, Julio Sacristán.

La Oficina Municipal de Voluntariado (OMVOL) organiza las “brigadas” y Protección Civil se ocupa de retirar las basuras sumergidas en el cauce, a su paso por la localidad de Acea de Ama.

 

Información

Los participantes insisten que muchos de los residuos localizados “dificilmente puideron chegar ao río sen que alguén os tirara”, como el quitamiedos, el carro del supermercado o los dos bolardos de hierro que evitan el acceso de vehículos a zonas peatonales, y que este domingo aparecen en el fondo del Trabe.

Además de retirar las basuras, los voluntarios limpian el lecho del río eliminando la maleza, que traslada hasta el punto de información y recepción creado por el Ayuntamiento de Culleredo. Aquí, equipos municipales reparten el material necesario para la limpieza, como guantes, bolsas y chalecos identificativos para los voluntarios, entre los que se puede ver a Sacristán.

El primer edil, presente en las actividades desde las 09.00 horas, y la titular de la Concejalía de Juventud, Marta Iglesias, promotora de la actuación, participan activamente en los trabajos, alrededor del Trabe.

 

Patrimonio

“Este é un patrimonio natural de todos, e todos somos responsables do seu coidado”, señala el regidor cullerdense, que apela a la conciencia cívica para no tener que acudir a acciones como la desarrollada entre los puentes de Os Muiños y de la AP-9.

En este sentido, desde el gobierno local cullerdense recuerdan que el río Trabe conforma "un amplo espazo de lecer para os veciños de O Burgo y Acea de Ama".

En pleno núcleo urbano, la existencia de un carril bici, mobiliario para todas las edades y un paisaje natural son las características de un camino que, a diario, utilizan decenas de vecinos y muchos deportistas, no sólo de la localidad sino de otros municipios cercanos, pertenecientes al área metropolitana de A Coruña.

Desde la Concejalía de Juventud, la edil Marta Iglesias, avanzó que “esta acción non será a última para limpar o río Trabe”.

En este sentido, desde el gobierno municipal aseguran que “queda traballo por facer e desde a Oficina Municipal de Voluntariado continuaremos promovendo esta mellora, así como outras accións medioambientais”. n

 

El río “escondía” bolardos y hasta un carro del súper