La crisis y el autoempleo dan impulso al asociacionismo en el sector del comercio

03 enero 2011 p�gina 5 A Coru�a.- Los coru�eses ultiman sus compras de Reyes sin provocar grandes retenciones Las zonas comerciales comenzaron a llenarse despu�s de comer

El asociacionismo comercial vuelve a estar en auge en A Coruña. Si en los años buenos pocos eran los empresarios que se acordaban de unirse a una agrupación de comerciantes, con la crisis la mayoría de colectivos han visto como su lista de asociados no para de crecer. Esta dinámica va en aumento en los últimos meses debido a la cascada de aperturas auspiciada por el fenómeno del autoempleo. Desde algunas entidades achacan esta tendencia a la creencia de que la unión hace la fuerza y al papel, cada vez más importante, que tienen estas instituciones a la hora de organizar eventos y campañas que atraen a potenciales compradores.
“La participación en muchas actividades requiere estar en una agrupación”. El presidente de la Asociación Zona Comercial Obelisco, Antonio Amor, resume en pocas palabras uno de los por qué de la época dorada que vuelven a vivir las agrupaciones de comerciantes.
Y es que casi todas las campañas que lanza el Ayuntamiento van dirigidas a estas organizaciones que, a su vez y por zonas, idean sus propios eventos para resultar más atractivas al público. Iniciativas como la noche blanca, la ruta de Picasso o tarjetas de fidelización están resultando muy satisfactorias a la hora de atraer al consumidor.

solicitud de consejo
Aunque en cuanto a ventas no son los mejores tiempos –en las últimas semanas sí se está notando un repunte sostenido–, aquellos empresarios que abren un negocio buscan el abrigo del colectivo. En el Obelisco y en Distrito Picasso es donde más lo notan porque el centro se está revitalizando con la apertura de nuevas propuestas en bajos que llevaban tiempo vacíos.
Amor también explica este fenómeno porque “cada vez más gente acude a pedir consejo y ve que se les facilitan las gestiones tanto si es por un contenedor que molesta como para dar tickets gratis para que los clientes vayan a la pista de hielo de Méndez Núñez”. “Unidos se consiguen más cosas”, subraya. Y en crisis, todavía más.
“Esto fluctúa pero se inscriben porque el periódico que tenemos da publicidad y la tarjeta de fidelización funciona”, dice su homólogo de Distrito Mallos, José Salgado. La subida es más lenta pero se produce y en la actualidad son “cerca de 200 comerciantes”. Aunque según Salgado los de nuevo cuño se desaniman a los seis meses, las despedidas se compensan porque los locales se mueven.
Las campañas agresivas de la Asociación de O Castrillón, Eirís y Monelos dan resultado tanto a la hora de darse a conocer entre los consumidores como entre los establecimientos de la zona. “Estamos notando un repunte en las altas”, afirma su presidenta, Mariló Fernández, algo que achaca a que “se hacen actividades de promoción como el Día de la Familia o la Feria de Autónomos”.
Cree que las listas no se incrementan más porque “no hay tiempo para ir a visitar a la gente”. “A lo mejor hace diez años no se le daba importancia a estar asociados pero hoy cada euro cuenta y a nosotros nos aumenta el número de asociados”, coincide Fernando Touriñan, de Boulevard de Elviña, donde las promociones y las recomendaciones de tienda a tienda triunfan.

más concienciados
Lo mismo ocurre a la agrupación de Monte Alto, donde Jorge Montaus detecta “más interés de la gente, porque juntos se puede pelear por mejoras para el barrio”. Incluso en A Falperra o el Soho Orzán la tendencia es al alza pese a ser zonas con poca capacidad de crecer por la falta de tejido comercial. La primera ya tiene un centenar de asociados, mientras que la segunda registró varias altas el año pasado.
En Distrito Oza, después de que un grupo de personas reactivase una asociación dormida y plantease la organización de eventos, las nuevas incorporaciones se cuentan por decenas.   “Hemos crecido por aperturas nuevas o cambios de dueño; al final la gente está tomando conciencia de que juntos podemos defender un objetivo común: dinamizar la zona a la que perteneces”, zanja el presidente de Área Matogrande, que defiende que los autónomos se dan cuenta de que “las actividades estimulan a la gente y este tipo de iniciativas son inevitables y necesarias porque funcionan”. n

La crisis y el autoempleo dan impulso al asociacionismo en el sector del comercio

Te puede interesar