Cientos de coruñeses se vuelcan en la celebración del Samaín con un desfile y varias actividades de ocio

Cientos de niños participaron en la fiesta y el concurso de disfraces celebrados en la plaza de María Pita/ QUINTANA
|

Cientos de coruñeses se sumaron en la tarde de ayer a las numerosas actividades organizadas por toda la ciudad con motivo de las fiestas de Samaín y Halloween, que cada año que pasa ganan más adeptos aunque estos lo llamen de una manera o de otra. Los actos más masivos de la jornada fueron la procesión y la posterior fiesta infantil organizadas por el Ayuntamiento, así como la tradicional ZombieWalk que organizan los promotores del Festival de Cinema Fantástico. 
En la tarde de ayer, una vez terminadas las clases e iniciado el puente para muchas familias, las festividades de Halloween y Samaín se dieron la mano por las calles de A Coruña, en donde se entremezclaron disfraces más de fantasía con referencias a la Santa Compaña o al magosto gallego.  En el municipio triunfan cada vez más estas costumbres, en gran parte por la diversión infantil, por lo que tanto asociaciones de comerciantes como vecinales se sumaron al evento. Igualmente organizaron acciones especiales en establecimientos de hostelería o negocios de manera individual.
Pero sin duda, la mayor afluencia se detectó en la fiesta organizada por el Ayuntamiento en María Pita para despedir una campaña de comercio por Samaín que se ha venido desarrollando en las últimas semanas y que ha pasado más desapercibida para la ciudadanía. No lo hizo así la gala de la tarde de ayer, en la que participaron familias y también centros escolares, que se presentaron con sus mejores disfraces. 

Cinco categorías
Las categorías en las que se seleccionaron ganadores fueron Comparsa de centros escolares, Comparsa, Familia, Parejas e Individual. Un jurado formado por tres personas seleccionó a los premiados –con diferentes cuantías económicas– en función del concepto imaginativo, la puesta en escena y la elaboración del disfraz y del maquillaje. 
Los centenares de personas que participaron en esta actividad lo hicieron, en su mayoría, tras participar en un peculiar desfile de máscaras entre la plaza de Lugo y la carpa ubicada delante del Ayuntamiento. A lo largo de todo ese recorrido se pudieron ir estudiando las mejores galas de la primera procesión del día.
Alrededor de las 23.00 horas arrancó la marcha zombie en la que más de un centenar de personas recorrieron algunas zonas de A Coruña ataviadas como si fueran muertos vivientes. Antes el Obelisco fue testigo de una exhibición de maquillaje de Gustavo Melella, responsable de la parada zombi del festival de Sitges. l

Cientos de coruñeses se vuelcan en la celebración del Samaín con un desfile y varias actividades de ocio