Los 5.000 están en el aire

13 julio 2020 / 28 julio 2020 / 18 agosto 2020 Fútbol Segunda División Temporada 2019-2020 Deportivo - Extremadura 2-3
|

El Deportivo abre la temporada 2020-21, en la que participa en Segunda División B, dentro de tres días, y la cifra de 5.000 aficionados que espera meter el club en las gradas de Riazor durante el primer partido de Luga, contra el Salamanca UDS, sigue en el aire.

Hace un par de semanas, se conocía que la Xunta de Galicia permitirá superar el aforo límite de 1.000 personas al aire libre en determinados recintos deportivos.

Uno de esos escenarios que podrían aumentar la cifra es Riazor, pero para ello el club debía elaborar un protocolo de actuación que posteriormente tenía que ser aprobado por la Dirección Xeral de Saúde.

El Deportivo presentó dicho protocolo hace una semana, sin embargo, según adelantó ayer Cope Coruña, la Xunta todavía no ha aprobado dicho protocolo, con lo que, en estos momentos, tan solo podrían acceder 1.000 personas al estadio de Riazor para presenciar el primer partido de Liga.

PENDIENTE  El Depor presentó el protocolo hace una semana, pero no ha recibido una respuesta

Este diario habló ayer con el departamento de comunicación del club coruñés, que confirmó que todavía no ha recibido el visto bueno de la Xunta para aumentar el aforo.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, comentaba ayer en Onda Cero que están “estudiando” las propuestas realizadas por la entidad deportivista y aseguraba que “en las próximas horas o mañana resolveremos las condiciones del aforo”.

El objetivo del Deportivo es que puedan asistir 5.000 espectadores a Riazor. De hecho, el martes empezó a despachar las entradas para el partido y batió el récord de localidades vendidas en un solo día en la historia del club.

Esta circunstancia provocó que se registraran colas durante todo el día en la Oficina de Atención al Deportivista en el estadio Abanca-Riazor, escenario del partido del domingo contra el Salamanca UDS.

Por este motivo, la entidad blanquiazul se vio obligada a emitir un comunicado pidiendo “disculpas a todos los socios protectores que han solicitado una entrada y que, durante esta semana, tendrán que realizar una compra presencial de sus entradas para poder acudir al encuentro, por las esperas y colas que se están produciendo durante el proceso”.

Por las restricciones como consecuencia de la Covid-19 y la limitación de aforo en Riazor, el club dio prioridad en el despacho de entradas a los socios protectores, que son los que renunciaron a recibir indemnización alguna por los partidos que se celebraron la campaña pasada a puerta cerrada y que han renovado sus abonos.

En las próximas horas debería conocerse cuál será el aforo permitido finalmente.

Los 5.000 están en el aire