El PSOE rompe la negociación de los presupuestos por la actitud de la Marea

El Ideal Gallego-2016-02-02-003-9dd408f0_1
|

La relación financiera iniciada hace escasos días por el Gobierno municipal de la Marea y el grupo del PSOE se rompió ayer por decisión de una de las partes. El portavoz socialista, José Manuel Dapena, aludió a la supuesta falta de flexibilidad y transparencia del Ejecutivo local para explicar a donde irán los fondos para paralizar las negociaciones con las que se esperaba sacar adelante los presupuestos de 2016. El partido se mostró molesto con la actitud del equipo del alcalde Xulio Ferreiro, que planifica presentaciones sectoriales de temas sin contar con el visto bueno a sus números pero no cerró la puerta a retomar las conversaciones si el regidor cambia el rumbo de las mismas.
Hartos de las distintas decisiones que ha tomado Marea Atlántica al respecto de los anuncios para 2016 mientras todavía no se aclara si el PSOE avalará su documento económico para el ejercicio esta última agrupación dejó ayer “en suspenso” la negociación. El conflicto viene, según avanzó la parte rupturista, “por la deslealtad manifiesta que ha venido demostrando la Marea a lo largo de los meses y que se ha agravado en las últimas semanas”. 
Los socialistas, que facilitaron el acceso del actual equipo al Gobierno local, aseguraron que tras varias advertencias al alcalde sobre este asunto se vieron obligados a levantarse de la mesa hasta que “se reconduzca la situación” y se ponga sobre ella “una reformulación de la relación entre ambos partidos que garantice lealtad, el cumplimiento de los acuerdos y el respeto a la voluntad de la mayoría de los coruñeses”. 
El portavoz José Manuel Dapena, que ayer transmitió la noticia a Ferreiro, confesó que es “inasumible” que la parte más interesada en alcanzar el acuerdo “se niegue a explicar el destino final de las partidas presupuestarias asignadas a cada área y, más aún, que lleve a cabo presentaciones sectoriales de unas cuentas que no están aprobadas”. 
Si las tiranteces entre ambos bandos eran visibles por cuestiones como los “incumplimientos de acuerdos”, el hecho de que se haya programado una puesta de largo del plan de empleo mientras todavía no se ven claras las partidas ha acabado por desquiciar al partido opositor. 

“tres o cuatro obras”
“Es la prueba evidente de que Marea Atlántica considera la negociación un paripé que no podemos asumir ni permitir”, insistió Dapena. Pese a reiterar el espíritu de colaboración, subrayó que el compromiso tras las elecciones era “garantizar un cambio seguro de progreso” para A Coruña. 
Para justificar esta opción de mantener en standby la organización de las arcas de María Pita, el representante comentó que no pueden “respaldar unas cuentas en las que apenas se permite sugerir tres o cuatro obras y en las que no se aclara a qué se dedicarán las inversiones”. De hecho, en el discurso de ayer volvieron a recordar que ya después del verano le pidieron al Gobierno local que se iniciasen los debates económicos por áreas para afrontar con margen temporal los posibles conflictos o choques que se pudiesen producir durante los mismos.

"sen propostas"
Ante estas afirmaciones, el alcalde, Xulio Ferreiro, resaltó su “profunda decepción co paso unilateral do PSOE de querer suspender momentáneamente as negociacións”.
“Levamos 53 días agardando polo Partido Socialista e, despois dese tempo, o Goberno municipal non recibiu nin unha soa proposta cuantificada, seria e concreta para que poidamos estudala ou incluíla nos Orzamentos”, destacó. Ante esta falta de movimientos, el regidor dijo dudar de si existe una intención real de llegar a un punto común. Por ello pidió que hoy se aclare si “hai vontade negociadora” o si, por contra, van “seguir enredando nas súas cuitas internas”.

El PSOE rompe la negociación de los presupuestos por la actitud de la Marea