La oposición apela al valor político del pleno para que el alcalde cambie el IBI

QUINTANA. PLENO CORUÑA
|

La oposición no se resigna a que el Gobierno local obvie las decisiones tomadas en el pleno respecto al calendario fiscal. Tanto el PSOE como el BNG apelaron ayer al “valor político” de los acuerdos adoptados en la cámara coruñesa para que el alcalde, Xulio Ferreiro, dé marcha atrás en su intención de mantener el adelanto del pago del IBI.
El portavoz socialista, José Manuel Dapena, reiteró ayer que 16 concejales respaldaron la moción socialista que dice “El pleno municipal insta al alcalde, Xulio Ferreiro, a que revoque el nuevo calendario fiscal impuesto a los ciudadanos para el 2016 y restablezca el vigente el 1 de enero de 2016”, y entiende que el alcalde tiene que atender el mandato de la mayoría.
Por este motivo, volvió a pedir al regidor y a Marea Atlántica que “cumpla de inmediato el mandato del pleno y que ordene a la Hacienda Municipal que se rectifique el calendario fiscal y se recupere el anterior calendario fiscal”. 
Considera el concejal del PSOE que si finalmente Ferreiro no cumple el mandato del pleno estará “traicionando su discurso y el mandato de los coruñeses: el pueblo, por medio de sus representantes en el pleno, ha ordenando que se rectifique el calendario fiscal”. “Hay un clamor popular contra esta medida y el alcalde debe ser consecuente, no puede decir que ‘a praza entra no pazo’ y luego cerrarle las puertas, ni puede apelar a ‘Grandola’ para decir que el pueblo es el que ordena y luego no cumplir sus órdenes”, argumentó.
La misma idea que defiende el BNG, que destaca la “falta de sensibilidade e de cintura do alcalde polas súas declaracións negándose a executar os acordos do pleno sobre a moción na que se instaba a non modificar o calendario fiscal para este ano”.
“Non se trata de se a moción ten valor xurídico ou non, senón do seu valor político”, matizó la concejala Avia Veira. 
Con la idea de demostrar ese valor, el PSOE ha solicitado al secretario de la corporación un informe sobre la eficacia y los efectos de los acuerdos municipales con forma de moción aprobados con mayoría absoluta en el pleno, teniendo en cuenta que el artículo 21 de la Ley 7/1985, de bases de Régimen Local, contempla en su apartado r) como atribución del alcalde la de: “ordenar la publicación, ejecución y hacer cumplir los acuerdos del Ayuntamiento”.

bien común
Al margen del carácter vinculante de las mociones, la nacionalista Avia Veira entiende que el Gobierno local debe “ter unha maior madurez para aceptar o posicionamento doutras formacións”. 
“As propostas e os posicionamentos, polo que atinxe ao BNG, non se determinan co obxecto de meterlle o dedo no ollo á Marea Atlántica, senón para tentar rectificar, neste caso, unha decisión que a todas luces é inxusta e errada e que afecta ás maiorías sociais”, sentenció.
Como ya hicieron los tres grupos de la oposición en el pleno del lunes, la nacionalista insistió en el razonamiento de que adelantar el plazo de pago de los tributos municipales “é unha decisión errada, que se debe rectificar porque afecta á vida diaria da xente normal, dos coruñeses”. 
Recordó que de lo que se está hablando en este tema es de pagar “un imposto que non é calderilla precisamente, son cantidades importantes que repercuten na vida diaria da veciñanza e na economía das maiorías sociais da nosa cidade”. 
Veira abundó en que no se pide más que volver al calendario fiscal anterior, al menos para este 2016. Deja abierta la posibilidad de que para el próximo año se pueda adelantar el pago del IBI con una mayor y mejor planificación y con la posibilidad de que más vecinos se puedan acoger al plan de pagos personalizado. Se cumpliría así la necesidad del Ayuntamiento de disponer de más liquidez.

La oposición apela al valor político del pleno para que el alcalde cambie el IBI