El Ministerio impide que la Universidad convoque más de dos plazas este curso

20 diciembre 2013 página 10 A Coruña.- El rector de la Universidad de A Coruña, Xosé Luís Armesto presentó ayer los presupuestos para el año 2014
|

La llegada de la política de recortes del Ministerio de Educación no solo afecta a las becas de los estudiantes y a los fondos que se consignan para los programas universitarios. La aplicación de las leyes impulsadas por el ministro José Ignacio Wert limita la capacidad de contratación de los centros académicos. Son los efectos que la tasa de reposición, fijada en un 10%, impone a los rectores y que en el caso de la Universidad de A Coruña supone la convocatoria de solamente dos nuevas plazas para este curso.
Este límite preocupa y mucho al Rectorado coruñés, que también ve limitada su capacidad de actuación por el techo de gasto que impone el capítulo 1 de los presupuestos, referente al personal docente y al de administración y servicios. En una reciente reunión entre el rector, Xosé Luis Armesto, y miembros de la comunidad anémica, se puso sobre la mesa la problemática sobre el personal de la institución.
Armesto defendió que la prioridad es estabilizar al profesorado que termina sus contratos y se queda fuera del sistema; es decir, sacar plazas de contratados doctores para los programas Parga Pondal y Ramón y Cajal a los que se les acaba el contrato.
“Non é a mellor solución” –explica el rector- pero no momento en que se flexibilice a tasa de reposición sacaránse prazas de cátedras”.
Armesto también señala a este respecto que el tema de la contratación de profesorado es una de las mayores preocupaciones dentro de la universidad, porque impide, dice, la renovación del plantel docente. “O que se supoñía que era unha medida coxuntural, vai xa para tres anos, e se en todas as empresas é necesaria a renovación, nunha entidade académica, moito máis”, subrayó.

Limitaciones económicas
La necesaria renovación choca, no solo con los impedimentos para hacerlo por parte del Ministerio, sino también con la reducción presupuestaria que año a año sufre la Universidad. Los presupuestos de este curso, por ejemplo, lograron mantenerse en niveles similares a los del ejercicio pasado gracias a la inversión privada y al remanente de fondos propios de la entidad, ya que la aportación de la Xunta al mantenimiento de la Universidad coruñesa había sufrido un importante recorte.
Aún así, el rector vuelve a insistir en que el mantenimiento del cuadro de personal docente y del de administración y servicios es una de las principales prioridades del Rectorado coruñés. Asimismo, Armesto pone en el mismo listón el mantenimiento de las ayudas a los estudiantes, que este año suman un total de 1,5 millones a pesar de las dificultades económicas de la entidad.
Estas dos prioridades, recuerda el rector, cubren algo más del 80% del presupuesto anual de la Universidad, lo que implica, inevitablemente, que todas las demás partidas se vean reducidas en mucha mayor medida.

El Ministerio impide que la Universidad convoque más de dos plazas este curso