El BCE avisa de que las lentas reformas frenarán el crecimiento de la zona euro

European Central Bank (ECB) President Mario Draghi arrives for a news conference at the ECB headquarters in Frankfurt, Germany, March 10, 2016. REUTERS/Kai Pfaffenbach
|

El Banco Central Europeo (BCE) prevé que la recuperación económica de la zona euro avance a un “ritmo moderado” en los próximos meses gracias a sus medidas y a las reformas adoptadas por los países, pero también advierte de que seguirá estando frenada por la debilidad de las economías emergentes, la volatilidad de los mercados y el retraso de algunas reformas.
En su Boletín Económico, el organismo indica que la demanda interna debería verse apoyada aún más por las medidas de política monetaria del BCE y por su efecto favorable sobre las condiciones de financiación, así como por las continuas mejoras en el empleo derivadas de las reformas estructurales realizadas en el pasado.
En esta línea, también cree que los bajos precios del petróleo deberían prestar un “respaldo adicional” a la renta real disponible de los hogares y al consumo privado, así como a los beneficios empresariales y la inversión.
Además, la institución presidida por Mario Draghi considera que la orientación de la política fiscal de la zona euro es “ligeramente expansiva”, en parte como reflejo de las medidas de ayuda a los refugiados.
No obstante, advierte de que la recuperación económica de los países de la zona euro continúa viéndose frenada por las débiles perspectivas de crecimiento de las economías emergentes, la volatilidad de los mercados financieros, los ajustes necesarios en los balances de algunos sectores y el lento ritmo de aplicación de las reformas estructurales.
Por otro lado, el BCE alerta de que la deuda pública de la zona del euro descenderá “solo de manera gradual” con respecto a los altos niveles actuales, a un ritmo ligeramente inferior al que esperaba el pasado diciembre. 
A este respecto, remarca que la reducción de la deuda se sustenta en una evolución favorable del diferencial entre crecimiento y tipos de interés, a la luz de las previsiones de recuperación económica y los bajos tipos de interés esperados.

vulnerabilidad
Sin embargo, considera necesario realizar “esfuerzos de consolidación” adicionales para lograr que la ratio de deuda pública se sitúe en una firme senda descendente. Así, advierte de que los países con elevados niveles de deuda serían “especialmente vulnerables” si se registran nuevos episodios de inestabilidad en los mercados financieros, dado que el fuerte vínculo entre las finanzas públicas y el sistema financiero persiste.
Por otro lado, el BCE afirma que sus medidas de política monetaria continúan transmitiéndose a las condiciones de concesión del crédito y siguen respaldando el crecimiento del agregado monetario amplio y del crédito. “En general, las medidas de política monetaria puestas en marcha desde junio de 2014 han mejorado sustancialmente las condiciones de financiación para las empresas y los hogares”, afirma el instituto emisor.
En concreto, subraya que los bajos tipos de interés, así como los efectos de las operaciones de financiación a plazo más largo con objetivo específico (Tltro por sus siglas en inglés) y del programa ampliado de compra de activos (APP por sus siglas en inglés) del BCE, “han contribuido a mejorar la evolución monetaria y crediticia”.
Asimismo, remarca que los costes de financiación de las entidades de crédito se han estabilizado en niveles próximos a sus mínimos históricos y que, pese a la considerable heterogeneidad entre países, las entidades de crédito han trasladado sus favorables condiciones de financiación aplicando tipos de interés más bajos a sus préstamos.

El BCE avisa de que las lentas reformas frenarán el crecimiento de la zona euro