Feijóo rechaza revisar el sistema de financiación porque no interesa a Galicia

GRA120. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 07/10/2014.- . El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo (d), al final de su intervención en el debate de política general, esta mañana en el pleno del Paramento de Galicia, e
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció ayer su negativa a una revisión “ahora” del sistema de financiación ya que en este momento “no interesa a Galicia”, si bien reivindicó una mejora para paliar los efectos de la dispersión y el envejecimiento en el coste de los servicios públicos.
Durante la primera sesión del debate de política general celebrada en el Parlamento gallego, Núñez Feijóo explicó que en este momento de recesión revisar el sistema de financiación “solo interesa a los nacionalistas catalanes” e indicó que “esta vez” no va a caer “en la trampa de determinados nacionalistas que fueron los que más se beneficiaron del sistema pactado unilateralmente con el PSOE”.
El presidente autonómico aseguró que Galicia está mejor que hace un año y que hace dos, cuando revalidó la confianza de los gallegos al frente de la Xunta, y dijo que la comunidad avanza hacia el camino de la recuperación gracias a las medidas “necesarias” puestas en marcha por su partido.

medidas
Entre otras medidas anunció la aprobación de nuevos incentivos a la natalidad para las rentas bajas, con 100 euros mensuales a partir del segundo hijo y 200 a partir del tercero.
También avanzó que la Xunta ampliará el plan de empleo juvenil, con 48 millones de euros, y pondrá en marcha un plan de empleo específico para mayores de 45 años.
Además de esta medida, la Xunta prevé incrementar el límite deducible por cuidado de menores a las familias con dos o más hijos, pasando de 400 a 600 euros, así como aumentar para las familias de dos hijos o más la rebaja fiscal en vigor para jóvenes por alquiler de vivienda, duplicando el límite deducible hasta los 600 euros.
El presidente de la Xunta aseguró que Galicia avanza hacia el camino de la recuperación gracias a las medidas “necesarias” puestas en marcha y anunció la aprobación de nuevos incentivos a la natalidad, así como planes de empleo destinados a los jóvenes y a los mayores de 45 años.
En su intervención, el presidente gallego planteó un trabajo conjunto como vía para resolver carencias y ahondar en la “arquitectura institucional”, pero “dentro de la Constitución” y la legislación vigente, puesto que es lo lógico y existe “un margen suficiente”.
Consideró que cualquier desafío al modelo actual significa renunciar a la pluralidad y un ultraje que no se puede aceptar.
En su intervención también abogó por un “impulso democrático” en todas las direcciones; Xunta, Parlamento y partidos políticos, para recuperar la confianza de los ciudadanos.
De este modo, abogó por limitar la capacidad de los gobiernos en funciones para aprobar proyectos de ley y comprometer grandes gastos, y propuso que los ciudadanos puedan presentar proposiciones no de ley, al igual que ya hacen con Iniciativas Legislativas Populares.

autogobierno
En el ámbito de los partidos políticos apostó por restringir los fondos a lo que se acuerde en los presupuestos públicos aprobados y a las cuotas de afiliados, por disminuir el gasto en campañas electorales, por reducirlas a siete días, por limitar los espacios físicos de anuncios y por aumentar el debate en los medios de comunicación.
Defendió que la Xunta, frente a otras comunidades, mantiene su autogobierno “en plenitud” ya que no ha tenido que pedir dinero a los distintos mecanismos habilitados por el Gobierno y reivindicó una mejor financiación para los servicios públicos con el fin de compensar el efecto que la dispersión y el envejecimiento de la población causan en su prestación.

Feijóo rechaza revisar el sistema de financiación porque no interesa a Galicia