Llega a Morás la gran fiesta del autocross nacional

Desde las gradas de Morás, con algo más de 5.000 localidades, puede apreciarse gran parte del circuito, con total seguridad | m.d.
|

Todo está preparado. La Peña Autocross Arteixo ultima los detalles para celebrar una edición más – y ya van veintidós– de su cita puntuable para el Campeonato de España de la especialidad.
Una prueba que no sólo se ha convertido por derecho propio en la más emblemática del campeonato (y que por tanto tiene garantizada la participación de los mejores especialistas nacionales), sino que además es capaz de atraer año tras año a muchos pilotos de otras especialidades, y sobre todo a miles de personas que acuden fielmente en busca de espectáculo.

Seis categorías en liza
El evento, que se celebrará esta fin de semana, cuenta con casi 150 vehículos inscritos, pero estos se dividen en diferentes categorías, en función de sus características.
El peldaño más bajo en cuanto a prestaciones son los coches de las Off Road Series, turismos con motor atmosférico de hasta 2.000cc y tracción delantera, sin apenas preparación más allá de llevar instaladas las pertinentes medidas de seguridad. Cuando uno de esos coches incorpora mejoras (en cuanto a la caja de cambios, la transmisión, el motor, etc.) pasa a considerarse un coche de la División II. El siguiente paso, en lo que a turismos se refiere, son los supercoches de la División I, donde está permitida la tracción total, los turbos, chasis tubulares ultraligeros, y hasta equipar un motor de motocicleta (o dos, como es el caso de los prototipos de Perfecto Calviño, Tito Rodríguez y Sandra García).
En lo referente a monoplazas, los Kartcross (o División IV) son de sobra conocidos en Galicia (tracción trasera, motor 600cc y unos 130 CV para un peso de aproximadamente 315 kg) pero en el Nacional hay además los Kartcross Junior (con admisión bridada para limitar la prestaciones, por ser empleados por pilotos de 12 a 16 años). Por último están los ‘fórmula TT’ de la División III, donde la preparación es prácticamente libre y podemos ver todo tipo de buggies con uno o dos motores, turbos, tracción 4x4, etcétera.

Llega a Morás la gran fiesta del autocross nacional