El Gobierno de Sada y el PP se enzarzan de nuevo por una cuestión urbanística

|

No es la primera vez que el Gobierno de Sada y el PP se enzarzan en un cruce de comunicados por una cuestión urbanística. En esta ocasión, el motivo del enfrentamiento es el derribo de una casa en Linares Rivas.
La polémica llega solo una semana después de que el partido que lidera Ernesto Anido asegurase que el Ayuntamiento había recepcionado las obras del polígono de Cerradura con informes desfavorables. Cuestión que el alcalde, Benito Portela, desmintió tajantemente.
En aquel momento, el mandatario subrayaba que había un informe en el que se recogían una serie de cuestiones que los propietarios debían corregir. Así lo hicieron, y en junio el ingeniero técnico municipal daba su visto bueno y el Ayuntamiento procedía a recepcionar las obras.
En esta ocasión, aunque el tema es bien distinto, la cronología es igual. Primero una nota de prensa del PP advirtiendo de una irregularidad urbanística, a continuación, desmentido del Gobierno de Sada.

Patrimonio
El PP ha denunciado ante la Xunta la demolición del inmueble ubicado en el número 16 de la calle de Linares Rivas. El motivo es que, según aseguran, esta actuación se llevó a cabo sin la autorización de la Dirección Xeral de Patrimonio.
Explican que se necesitaría este permiso porque la casa es un edificio “representativo de la tipología arquitectónica marinera”, que forma parte del casco antiguo de Sada y está incluido en el “Listado de arquitectura, etnografía y arqueología de la Dirección Xeral de Patrimonio, por lo que debe ser conservado”.
El concejal de Urbanismo, Francisco Montouto, tacha de “falsedad” esta afirmación. “O inmoble da rúa Linares Rivas 16 non está cataloga no Listado de arquitectura, etnografía y arqueología da Dirección Xeral de Patrimonio”.
Dice el PP que, respecto al casco histórico, el plan general “determina la redacción de un plan especial de protección del casco histórico que está informado favorablemente por la Dirección Xeral de Patrimonio”.
Sin embargo, desde el Ayuntamiento aseguran que “ata que non se aprobe o plan xeral, non se pode determinar a redacción dun plan especial de protección do casco histórico”.
Mientras que el PP ha solicitado “acceso urgente” al expediente municipal del inmueble en cuestión, desde Urbanismo señalan que la licencia básica de obra se otorgó atendiendo a los informes técnicos y jurídicos favorables “no periodo que gobernaba o PP en Sada. Cabe sinalar que nun anterior expediente de realización de obras nese mesmo lugar de data 10 de outubro de 2014, se precisaba no informe técnico que non se precisaba a autorización de Patrimonio”, subrayan.
Además, aseguran que el inmueble no conserva tipología de vivienda marinera. Por último, recalcan que “o Goberno municipal aplica escrupulosamente a normativa legal”.

El Gobierno de Sada y el PP se enzarzan de nuevo por una cuestión urbanística