Un piloto de avioneta resulta herido en un accidente cuando extinguía un fuego

GRA305. CASTRO CALDELAS (OURENSE), 27/08/15.- El piloto de una avioneta que participaba en la extinción de un incendio forestal en el municipio orensano de Castro Caldelas ha resultado herido en un accidente. Por causas que se desconocen la avionet
|

El piloto de una avioneta que participaba en las labores de extinción de un incendio forestal en el municipio ourensano de Castro Caldelas resultó herido en un accidente. La víctima fue hallada en estado “consciente” y fue atendida en el lugar del accidente antes de ser trasladada en helicóptero a un centro hospitalario para ser atendida.
La avioneta que pilotaba, modelo Dromader, con base en la localidad lucense de Doade, participaba en las labores de extinción del fuego y por causas todavía desconocidas sufrió un accidente. El incendio en el que trabajaba en piloto fue detectado a las 14.25 horas y quedó controlado desde las 19.09 horas, y en su extinción participaban cuatro helicópteros, además de once brigadas, tres agentes forestales y un técnico con ayuda de cuatro camiones motobomba.
Por su parte, trabajadores del Servicio Público Contra Incendios Forestales reivindicarán hoy en Santiago, en una marcha que desembocará en la plaza do Obradoiro, una mejora en sus condiciones laborales y el reconocimiento de la categoría profesional de bomberos forestales.
Representantes de las organizaciones sindicales CIG, UGT, CCOO y CSIF anunciaron la celebración de un acto reivindicativo, que dará comienzo hoy a las 10.00 horas en el Monte do Gozo, la última etapa del Camino de Santiago, para denunciar la precariedad de las condiciones laborales del Servicio Público Contra Incendios Forestales.
Este colectivo asegura que el Gobierno del PP les “da la espalda en Galicia”.
La marcha, previa parada en San Lázaro, llegará a las 11.30 horas a la Praza do Obradoiro, donde se guardará un minuto de silencio por los compañeros fallecidos en la lucha contra los incendios y se expondrán las reivindicaciones de estos “bomberos forestales”, tal y como ellos se autodefinen “a pesar de lo que diga la conselleira”. Estas son palabras de Manuel Martínez (CIG), “bombero forestal” que critica la carencia de recursos de un organismo que hace “el mismo trabajo que un bombero forestal”, pero con una falta crítica de recursos, según defiende. “Nos faltan incluso guantes, botas y linternas y los medios están obsoletos”, aseveró, “y los recursos y los medios se entregan a los ayuntamientos, no a nosotros”.
El objeto de la marcha, aseguró Jordi Pérez García (CSIF), es “demandar mejores equipamientos de protección, denunciar la falta de seguridad en el trabajo y poner encima de la mesa de nuevo nuestra exigencia de que la Consellería abra una mesa de negociación para abordar una serie de puntos básicos”. Entre ellos encuentran “la defensa de un Servicio de Prevención y Defensa Contra Incendios Forestales público, único y profesional, la convocatoria de la cobertura de todas las plazas vacantes, la convocatoria de una oferta pública de empleo que acabe con más del 50% de interinidad, el reconocimiento de la categoría profesional de bomberos forestales y la estabilidad laboral y profesional de todos nuestros trabajadores”, añadió Pérez.
Los representantes sindicales denuncian que “el mismo partido del Gobierno que aquí nos da la espalda ha hecho esta semana en Andalucía una proposición no de ley en el Parlamento reclamando al Gobierno del PSOE los mismos derechos que nos niega a nosotros en Galicia”, y añadieron que “aquí se han rechazado tres proposiciones no de ley que iban en la misma línea”.
“En Galicia se producen la mitad de todos los incendios de España”, argumentaron, y “debe ser el lugar más reforzado”.
En lugar de eso, denunciaron, “no tenemos recursos; desde 2009 no tenemos motobombas nuevas, y el 55% tienen más de 15 años. Alguna de ellas es del año 1985”, insistieron.
Estos trabajadores, representantes de los muchos que protestarán hoy, dejaron claro que “este movimiento no va a parar” y que no piensan rendirse hasta lograr lo que, consideran, es su derecho: gozar de unas condiciones laborales dignas de los bomberos forestales.

Un piloto de avioneta resulta herido en un accidente cuando extinguía un fuego