Desciende la práctica del botellón, pero se mantienen patrones de consumo de alcohol preocupantes

GRA211. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 07/04/2015.- El Valedor do Pobo, José Julio Fernández (d), acompañado del profesor de la USC Antonio Ruibal durante la presentación esta mañana en la sede del Valedor en Santiago de un est
|

La práctica del botellón ha registrado en los últimos años “una disminución significativa”, pero los jóvenes gallegos mantienen patrones de consumo “claramente peligrosos”, según el estudio de la Universidad de Santiago realizado con una muestra de 3.055 personas de 12 a 18 años.
En el trabajo, financiado por el Plan Nacional sobre Drogas y con la colaboración con la universidad de Harvard y el Boston Children’s Hospital, participaron 31 centros educativos de la comunidad, para analizar el consumo de alcohol y otras drogas.
El trabajo de campo finalizó a principios de este año, por lo que es el más reciente, ya que el último en Galicia es de 2008 y el español, presentado en 2014, de 2012. Además, amplía el universo de los 12 a los 18 años, dos años antes que los anteriores.
El decrecimiento en el consumo de alcohol se constata al comparar el resultado de la franja de 14 a 18 años de este estudio, que refleja un 44,2% de consumo en el último mes, con el 74% que recogía el de 2012.
La borrachera en el último mes bajó del 30,8 al 17,7%; el tabaco, del 29,7 al 20,9% y el cannabis, del 16,1 al 11,9%.
También constata que no intervienen factores de género, de manera que en el último mes, bebieron un 33,4% de las jóvenes, por un 30,1% de ellos, y se emborracharon, el 13 y el 11,5%, respectivamente.
Los datos de otras drogas en varones y mujeres fueron del 13,2 y 16,5% para el tabaco; 9,8 y 7% para el cannabis; 0,7 y 0,5% para la cocaína y en ambos géneros el 0,6% en el caso del éxtasis.
El informe, presentado por su coordinador, el profesor de la USC Antonio Rial Boubeta, y el Valedor do Pobo, José Julio Fernández, aporta también datos sobre el denominado “bringe drinking”, un consumo abusivo y concentrado de alcohol, importado de los países del norte.
En el último mes, han tomado tres o más consumiciones en una noche el 19,3% y 6 o más, el 8,2%, pero en la franja superior, a los 18 años, los consumos se elevan a casi la mitad (49,8%) y el 27,9%, respectivamente.
En términos generales, entre os 12 y 18 años, las edades de inicio al consumo son 13,3 años para el alcohol; 13,6 el tabaco, cannabis 14,6, cocaína 14,8; éxtasis, anfetaminas y alucinógenos, 15,1, hipnosedantes 13,7 y la primera borrachera, a los 14,5 años.
El especialista destacó la importancia del consumo de alcohol en el ámbito familiar y las amistades, que en el caso de las madres es del 12% todos o casi todos los días; del 25% en el caso de los padres y en torno al 12 también los hermanos.

Desciende la práctica del botellón, pero se mantienen patrones de consumo de alcohol preocupantes