Duelo por el fallecimiento del doctor Fausto Galdo

fausto galdo
|

Ayer falleció el doctor Fausto Galdo Fernández, jefe de Reumatología del Chuac hasta el pasado año en que se jubiló tras más de siete lustros de trabajo en dicho centro. El óbito provocó enorme pesar entre sus numerosos amigos ya que el galeno gozaba de enorme prestigio por su simpatía, generosidad y amplia humanidad.

Nacido en 1944 en Viveiro, se licenció en Medicina en Santiago en 1968 y cursó la especialidad reumatológica en Barcelona con el doctor Rotés Querol. En esta ciudad residió durante un quinquenio aplicándose al desarrollo de su profesión que no le impidió aprender el catalán. En 1994 se doctoró en Santiago.

Era miembro numerario de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Galicia desde 2001 y correspondiente de Real Academia Galega, desde 2003. Fue secretario de la Academia Gallega de Gastronomia y ocupó numerosos cargos directivos en asociaciones y organismos vinculados a su profesión y a la exaltación de su tierra natal o de Galicia. Entre ellas, presidió la Liga Reumatolóxica Galega y el Seminario de Estudios Terra de Viveiro.

 

DIVULGADOR DE GALICIA

Amante del arte y de la cultura desarrolló una destacada labor divulgativa en ambos campos. Cabe citar algunos libros de su autoría o en colaboración tales como “Introducción a la historia de las aguas minerales de Galicia”, “Pintores de Viveiro”, “A Coruña en la historia de la viruela”, “Bibliografia gastronómica de Galicia”, “A memoria de Viveiro”…

Su afición hacia los temas relativos a Galicia, y especialmente a su idioma, le llevaron a mantener una página semanal sobre Gastronomía en El Ideal Gallego durante doce años. Los alarmantes síntomas de su lenta enfermedad le aconsejaron un descanso mientras ponía a punto un intenso libro acerca de la cocina gallega.

Recibió numerosos galardones por su trayectoria médica y por su contribución a exaltar las identidades del país que tanto amaba. En julio del pasado año, con motivo de su jubilación en el Chuac, se le rindió un emotivo agasajo que puso de manifiesto el cariño que sus compañeros y amigos sentían por el protagonista.

Tanto su esposa, Fernanda, como sus hijos –Tomás, Faxildo y Nana– recibieron en las últimas horas incesantes muestras de afecto. Los restos mortales del doctor Galdo serán incinerados a las 14.00 horas en el tanatorio Servisa. A las 18.30 se oficiará un funeral en la iglesia parroquial de la Divina Pastora por su eterno descanso.

 

Duelo por el fallecimiento del doctor Fausto Galdo