Sospechan que el incendio de la base de las ambulancias se debió a un sabotaje

la base fue precintada mientras la policã­a cientã­fica investiga los hechos del incendios susy suã¡rez
|

Un fuego que se sospecha fue intencionado dañó gravemente la base de ambulancias del 061 situada en las inmediaciones del Oncológico. Cuando las llamas se iniciaron, alrededor de la una de la madrugada, no había nadie en las instalaciones, así que no se pudo dar el aviso a tiempo. Las llamas se originaron en la sala de reuniones y tuvieron todo el tiempo que necesitaban para crecer, generando humo y el calor que afectaron a las otras dependencias, incluida la de comunicaciones, antes de que llegaran los bomberos. Según el 061, la base quedó inutilizada y la actividad se ha trasladado a la otra base de la ciudad, en Gregorio Hernández.

Por ahora el análisis del origen del incendio está en manos de los expertos de la Policía Científica, pero pocos dudan de que se trató de un fuego intencionado. Desde la Federación Galega de Empresarios de Ambulancias (Fegam), señalan que el incidente ha tenido lugar nada más comenzar la jornada de huelga programada por los sindicatos y que uno de los miembros del comité organizador de las protestas “se dedicou en días pasados a alentar os traballadores a endureceren a protesta”.

Lo cierto es que el conflicto laboral en el que se ve envuelto el sector de las ambulancias está siendo muy violento y no sería la primera vez que la base del Oncológico sufre un incendio provocado. El 18 de diciembre la ambulancia que estaba aparcada en su garaje sufrió el ataque de una mano desconocida que rompió una ventanilla y arrojó en su interior un bengala, quemando el interior de la caja y arruinando la mayor parte del instrumental. Ya entonces la patronal afirmaba que se trataba de un acto de sabotaje.

 

precauciones

En el caso de ayer, los presuntos saboteadores no pudieron dañar la ambulancia precisamente porque Urgencias Médicas la envió a la base de Gregorio Hernández precisamente en previsión de posibles atentados, como han venido sucediendo en otros puntos del área metropolitana y de toda Galicia. Y es que desde que empezó el conflicto, en enero, han sido varias ambulancias las que han ardido hasta quedar calcinadas, o han sido arrojadas al mar.

Las que siguen en servicio lucen en su mayoría pintadas que resumen las demandas de los trabajadores del sector: “Convenio, xa”.

 

Sospechan que el incendio de la base de las ambulancias se debió a un sabotaje