La falta de apoyo municipal elimina cualquier rastro de las casas regionales de las fiestas

|

Las fiestas de María Pita prescindirán por completo de las casas regionales por primera vez en los últimos años. La falta de apoyo del Gobierno local de la Marea provocó la desaparición del Certamen de Casas Regionales en 2015, pero en esta ocasión tampoco ha dado permiso para que algunas de las asociaciones que formaban parte de aquel festival programen una celebración paralela como habían venido haciendo los dos últimos años.
Tanto en 2015 como el año pasado las casas regionales de Andalucía, Castilla-La Mancha, Cantabria y Aragón crearon un evento de carácter privado para compensar la pérdida de ingresos por la supresión de su participación en el cartel de las fiestas del certamen oficial. 
Un año se trasladaron a la explanada de Marina Coruña y en 2016 se les permitió montar un evento en la plaza de Pontevedra. Sin embargo, sus múltiples peticiones para repetir acción en paralelo a la celebración de las fiestas de María Pita parecen haber caído en saco roto este año. 
Así será el primer año de los últimos 1997 en el que ninguna de las casas regionales tenga un papel en las fiestas, aunque sea al margen de la programación.
Final de la celebración 
En todo caso, ya se había perdido el certamen oficial de los Jardines de Méndez Núñez  –con una decoración ad hoc y una propuesta que sobrepasaba lo puramente hostelero para traer productos típicos, artesanía e, incluso, música y otras actividades propias de cada comunidad– cuando el Ejecutivo municipal negó el apoyo en el verano de 2015.
Mientras que un grupo de asociaciones buscó una alternativa para mantener los ingresos –que en muchos casos les permiten mantener abiertas las casas durante el resto del año–, la Casa de Castilla y León y el Centro Asturiano se desmarcaron del proyecto. Ambas instituciones, con mayor antigüedad y miembros, intentaron negociar una salida que no llegó con la Marea.
Este año hubo conversaciones entre las seis organizaciones, pero finalmente no se llegó a ningún acuerdo por no contar con el apoyo del Consistorio. En todo caso parece que el colectivo no descarta que el certamen se pueda recuperar en un futuro, aunque reconoce que parece que ello dependerá de que otro partido político asuma el poder en María Pita en las próximas elecciones. l

La falta de apoyo municipal elimina cualquier rastro de las casas regionales de las fiestas