Alcoa admite que prescindirá de algunos trabajadores de su fábrica, pero niega que alcancen los 59

|

  REDACCIÓN > A CORUÑA

  El grupo Alcoa niega el despido de 59 trabajadores de su fábrica de A Coruña, como denunció ayer su comité de empresa, pero, en cambio, la compañía admite que no renovará algunos contratos temporales de algunos empleados. A través de un comunicado, la dirección de Alcoa afirma que ha informado a los trabajadores de los “retos que hay que afrontar para lograr la necesaria competitividad de la planta” y califica de “urgente” la necesidad de mejorar la productividad con el objetivo de “compensar el fuerte incremento de los precios de la energía y materias primas”.
Todo indica que la empresa pretende desarrollar una reestructuración puesto que advierte de que “no adoptar medidas inmediatas” podría producir y una situación de “difícil sostenibilidad”. Así, destaca los 44,4 millones de euros invertidos en la fábrica para la modernización tecnológica de las series, pero señala que no es suficiente para garantizar el futuro de la planta, por lo que resulta imprescindible ejecutar “ajustes”.
Pese a ello, la dirección insiste en que no va a haber “ni un solo despido” en la plantilla, pero sí admite una reorganización interna. La compañía aclara también que el número de contratos temporales que no se renovarán será muy inferior al que denuncian los sindicatos, que ayer se concentraron en la fábrica.
“Con ese fin se va a desarrollar un plan de mejora de la productividad que contempla optimizar la organización interna, la optimización de costes en algunas áreas y la automatización de técnicas de análisis en laboratorio”, asegura la empresa en su comunicado.


 

Alcoa admite que prescindirá de algunos trabajadores de su fábrica, pero niega que alcancen los 59