Orozco amenaza con enjuiciar a quien lo calumnie y asegura sentirse traicionado

GRA285. LUGO, 03/02/2014.- El alcalde de Lugo, Jos� L�pez Orozco (d) durante la rueda de prensa en la que reiter� que no tiene pensado dimitir de su cargo porque lo acompa�a "la fortaleza" de su "inocencia", aunque s� reconoci�
|

“Nunca acepté ni me ofrecieron ningún soborno y nunca di, ni recibí trato de favor. Miente quien diga lo contrario y tendrá que responder en los juzgados”. Así se pronunció ayer el alcalde de Lugo, José López Orozco, quien reiteró en una concurrida comparecencia de prensa que no tiene pensado dimitir de su cargo porque lo acompaña “la fortaleza” de su “inocencia”, aunque sí reconoció que, a la vista de la información del sumario, se siente “traicionado”.
López Orozco reconoció que la apertura del secreto de sumario era sin duda un “hecho esperado y deseado”, pero cuando sus abogados lo analizaron se encontraron con una “sorpresa”. “Se hace un levantamiento del secreto por fascículos”, dijo y consideró que se “vuelve a publicar lo mismo que hace un año” y que ya tuvo ocasión de “desmentir en el juzgado”.
Así, afirmó que “más pronto o más tarde”, unas “pocas personas” tendrá que pedirle “perdón” por haberlo “crucificado sin pruebas”, porque “no hay pruebas ni las puede haber”.
“Vivo de mi salario, el que me pagan los ciudadanos de Lugo con sus impuestos, ni más ni menos”, dijo . “Ni sobres, ni sobornos, ni enchufes, ni cohecho ni prevaricación. No cometí ningún delito ni ninguna irregularidad, por más que se empeñen algunos”, afirmó, por lo que no está dispuesto a dejar su cargo y darles la satisfacción a algunas “personas” que tienen “interés claro” en que “abandone la alcaldía”.
“No dimito, porque soy una persona fuerte. No lo estoy pasando bien, pero tengo la fortaleza de mi inocencia”, insistió. “Soy impermeable a las maledicencias” y “no abandonaré mi responsabilidad y mi compromiso” con Lugo, aseguró.
Según el alcalde, cuenta “con el apoyo de su gente” y recibió numerosas llamadas en el último año por parte de altos dirigentes de su partido que le expresaron su confianza, porque “solo hay una verdad”, pero admitió que siente lo que se está diciendo.
De hecho, anunció que ya dio órdenes a sus abogados de que presenten querellas contra todos los que lo hayan “calumniado”.

Pedirá perdón
El regidor reconoció, en todo caso, que cuando se conozca el contenido íntegro del sumario “es posible” que “tenga que pedir perdón”, porque alguien “traicionó” su “confianza”, pero también añadió que otros tendrán que pedirle disculpas a él por haberlo “condenado sin pruebas”.
En cuanto a esas personas que pudieron haberlo traicionado, aclaró que no se refería “sólo” a “Francisco Fernández Liñares”, exconcejal de Lugo y uno de los imputados sobre los que gira el caso. Se refería también, aclaró, a aquellas personas que “presumiblemente traicionaron” su “confianza”, si “es verdad lo que dice ese sumario por fascículos”.
Sin embargo, la portavoz municipal del BNG, Paz Abraira, volvió a pedir la dimisión de Orozco, porque es “responsable por acción o por omisión” de lo sucedido en el ayuntamiento.

en santiago, tranquilidad
Por su parte, el alcalde de Santiago, Ángel Currás, expresó su “tranquilidad” tras el levantamiento del secreto. Currás está imputado en la citada operación judicial por un presunto delito de tráfico de influencias. El levantamiento “va a ayudar a conocer en su integridad su inocencia y buen proceder”, señaló.
Añadió que “siempre dijo que no cometió ninguna irregularidad, y por lo tanto está tranquilo y con la confianza plena de que la investigación despejará cualquier sombra de duda que pudiera pesar sobre su actuación”.
El alcalde “niega rotundamente que mantuviera conversaciones con el delegado de Sermasa sobre la selección de personal para una guardería”, respecto a lo cual “no tuvo intervención alguna”, añadió.
Por su parte, la viceportavoz del PSdeG en Compostela, Marta Álvarez-Santullano, indicó que las conversaciones muestran la existencia de una “organización mafiosa” dirigida al predecesor de Currás, Gerardo Conde Roa y por el exconcejal y exjefe de gabinete Ángel Espadas. También se refirió al asunto el portavoz del BNG, Rubén Cela, quien invitó a Currás a “pedir disculpas a sus vecinos” y a “presentar de inmediato su dimisión”. n

Orozco amenaza con enjuiciar a quien lo calumnie y asegura sentirse traicionado