La hostelería de A Coruña se planta en María Pita para exigir ayudas

La marcha de los hosteleros partió de María Pita hasta la Delegación del Gobierno | patricia g. fraga
|

Los hosteleros de A Coruña pasaron ayer a la acción y recorrieron las calles del centro de la ciudad en busca de ayudas por parte de la Administración ante una situación “límite”. Ya lo anunciaba el sábado el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, y ayer se hizo realidad.

El sector está cansado y las movilizaciones para exigir soluciones dieron inicio a las 18.30 horas en María Pita, cuando 1.300 hosteleros (según los datos de la Policía Local) secundaron la llamada de la asociación ante el hartazgo que provocó el anuncio de las nuevas restricciones de la Xunta el viernes, sin previo aviso, “dejando las comidas a medio hacer y dando lugar a cientos de cancelaciones durante todo el fin de semana”, afirmó Cañete en el punto neurálgico de la ciudad. 

El motivo principal de esta concentración, la primera de las que tienen pensado realizar en fechas próximas, era exigir soluciones y decir “basta ya”. “Es un día histórico. Por fin hemos salido a la calle a reivindicar nuestros derechos y defender nuestros negocios”, comenzaba su discurso Cañete, ante el aplauso de los centenares de afectados, que cerraron ayer sus locales y portaron mascarillas y pancartas con el lema “Salvemos la hostelería”. 

El presidente de la asociación quiso dejar claro que defienden la salud pública y las medidas pertinentes, pero que su sector, según los datos de Sanidad, representa tan solo el 3,5% de los contagios. “Estamos defendiendo el pan de nuestras familias porque estamos cansados de que se nos haga responsables de la transmisión del virus. No es verdad”, continuó.

No pagar impuestos
Fue entonces cuando puso el foco en ejemplos fuera de la comunidad gallega. “En Cataluña los establecimientos de hostelería llevan cerrados quince días y la transmisión sigue disparada. Nosotros hemos cumplido con las normas”, dijo. Ante la crisis económica en la que la hostelería se ve inmersa, exigen no pagar impuestos, entre otras medidas. “En Alemania, el Gobierno le da a los hosteleros el 75% de lo que facturaron el mismo mes del año anterior. Nosotros pedimos derogar las cláusulas de los ERTE, regular los alquileres y no pagar impuestos mientras haya restricciones”, clamó Cañete. 

A María Pita, punto de reunión antes de desfilar hasta la Delegación del Gobierno en filas de cuatro, se acercaron representantes de la corporación municipal, como la alcaldesa, Inés Rey; la concejala de Comercio, Diana Cabanas; la portavoz municipal de la Marea Atlántica, María García; y el edil del BNG, Francisco Jorquera, entre otros.

La hostelería de A Coruña se planta en María Pita para exigir ayudas