La plaza de San Pablo se remodelará para crear un gran espacio ciudadano

El Ideal Gallego-2015-03-05-006-e5a312d2
|

Más zonas verdes, nuevo mobiliario, un acceso más fácil a todo el entorno, una mejor ubicación para el área infantil y una clara intención de introducir “color y luz” en la plaza. Así plantea el Ayuntamiento la reforma integral de la plaza de San Pablo, una obra que la próxima semana saldrá a licitación.
El alcalde, Carlos Negreira, y el edil de Infraestructuras y Urbanismo, Martín Fernández Prado, presentaron ayer el proyecto, que planta que las obras comiencen el tercer trimestre del año. En total, se prevé actuar sobre casi 6.000 metros cuadrados, para lo que se ha reservado un presupuesto de 1,7 millones de euros. La licitación de estos trabajos contempla un tiempo máximo de ejecución de 20 meses, aunque le propio alcalde confesó que, en realidad, espera que no duren más de un año.
Los vecinos de la zona podrían estar inaugurando en los últimos meses de 2016 la nueva cara este entorno urbano, edificado en los años 70 y que “necesita una profunda reforma”, como admitía ayer el edil de Urbanismo.

sala de estar
La voluntad de este proyecto es “devolver la luz al barrio”, como puso de manifiesto el alcalde durante la presentación de ayer.  “Es una plaza que necesita una reurbanización del siglo XXI”, subrayó.
Esta remodelación de la plaza de San Pablo completa otras actuaciones en la zona como la renovación de las calles Costa Rica y Lagar. Y se suma a otras futuras, como la instalación de un ascensor urbano en la calle Historiador Vedía.
La obra está pensada para crear “una gran sala de estar para los coruñeses”. Dice el alcalde que esta zona es ahora un lugar de paso, que los residentes no disfrutan de esta plaza. Lamenta que la urbanización que se hizo en este espacio dio como resultado un lugar sombrío, por lo que esperan introducir elementos que conformen un lugar de estancia, con “algo de color”, dijo Negreira.
De esta forma, se ampliarán las especies de árboles y plantas, y a través de ellas se introducirá cierto color. Pero también a través del pavimento, que huirá de los tonos neutros, igual que el nuevo mobiliario urbano que se pretende instalar.

La plaza de San Pablo se remodelará para crear un gran espacio ciudadano