Taxistas muestran su inquietud por la regulación del transporte que aparece en los presupuestos

Representantes de Fegataxi con diputados socialistas psdeg
|

Representantes de la Federación Galega de Autónomos del Taxi, Fegataxi, se reunieron ayer con diputados de En Marea y del PSdeG para trasladarles su preocupación por el nuevo reglamento de transporte público incorporado a través de la Ley de Acompañamiento a los presupuestos de la Xunta para 2017.
En primer lugar, En Marea explicó que los taxistas consideran que esta normativa “los perjudica y, sin contar con su opinión, favorece la penetración de las empresas de autocares en servicios que ellos podrían prestar”.
Por ello, indicó que Fegataxi trasladó su disconformidad con la disposición adicional segunda que dice que “los contratos de gestión del transporte público podrán prever la prestación de servicio públicos de transporte mediante otros vehículos turismo de nueve plazas que el contrastista de este servicio adscriba exclusivamente su prestación”.
Ante ello, En Marea destacó que “recogió las solicitudes” de la Federación Galega de Autónomos del Taxi y pedirá la supresión de las nuevas normas en materia de transporte incluidas en los presupuestos para el próximo ejercicio. “La Xunta solo responde ante los intereses empresariales, que pueden ser legítimos pero no deben de estar por encima del interés público”, aseguró el partido instrumental.
Por su parte, tras recibir a los representantes de Fegataxi, los socialistas gallegos acordaron presentar una enmienda a la Ley de Acompañamiento a los presupuestos para permitir la contratación de taxis para cubrir las líneas de mínima demanda. De este modo, el PSdeG pretende solicitar que la Xunta les permita a las empresas de transporte de viajeros contratar vehículos de hasta nueve plazas para cubrir las líneas regulares de mínima demanda para las que resulta inviable disponer de vehículos de más capacidad.
Advierten que estas líneas son las más adecuadas con estos vehículos tipo turismo, tanto por el escaso número de viajeros como por las condiciones de entrada, que dificultan el desplazamiento con vehículos voluminosos.

Taxistas muestran su inquietud por la regulación del transporte que aparece en los presupuestos