La Xunta tiene en marcha 20 de las 88 cámaras con las que vigilará el monte

La conselleira de Medio Rural y la directora de la Amtega, en la visita al Centro de Coordinación de Incendios forestales | x. rey
|

Veinte de las 88 cámaras con las que la Xunta vigilará el monte gallego para disuadir a los incendiarios, pero también para detectar fuegos y favorecer una mejor coordinación de los medios de extinción, están ya operativas.
La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, y la directora de la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia, Mar Pereira, visitaron ayer el centro de coordinación central para supervisar el funcionamiento de las nuevas cámaras de vigilancia del territorio forestal.
Finalmente, tras una mejora de la adjudicataria, serán 88 cámaras (dos por punto en un total de 44 localizaciones), que cubrirán un 54% del territorio de la comunidad, con distribución por todos los distritos forestales, aunque con desigual presencia, en función de las zonas de mayor actividad incendiaria.
Por una inversión de casi 2,03 millones de euros, las cámaras estarán ubicadas en torres que forman parte de la infraestructura pública de la Xunta y suministrarán imágenes en tiempo real que serán almacenadas durante un mes, tal y como permite la normativa. Tanto la responsable de Medio Rural como la de la Amtega llamaron la atención durante la visita sobre la resolución de las cámaras, que permiten un movimiento de 360 grados y tienen un zoom “impresionante” con el que, según destacó Vázquez, será posible incluso determinar la presencia de vehículos sospechosos en las inmediaciones de un incendio.
La titular de la Consellería reconoció que “fue un concurso largo, porque las características que se pedían hizo que tuvieran que trabajar a destajo”, pero valoró que “al final este es el resultado” y que, con 88 cámaras distribuidas en 44 puntos, este centro tendrá “todos los ojos puestos en los incendiarios”.
Por el momento están operativos diez centros (con dos cámaras por centro) y está previsto que a mediados de agosto esté culminada la instalación de la totalidad de las cámaras, en los 44 puntos previstos, según explicó Mar Pereira durante la visita.

Agentes forestales
Por otra parte, la Consellería de Medio Rural afrmó que “se ha avanzado” en las negociaciones con agentes forestales y medioambientales, con un acuerdo relativo a un aumento de la retribución por productividad. Así las cosas, prevé más “contactos” en los próximos días de cara a cerrar un consenso. l

La Xunta tiene en marcha 20 de las 88 cámaras con las que vigilará el monte