Un frente frío llegará mañana y los Reyes Magos traerán lluvia, viento, nieve y frío

Estado del mar en la localidad de Rinlo, en Ribadeo | eliseo trigo (efe)
|

La situación de estabilidad que se vive en gran parte de la Península –y que en Galicia, sin embargo, deja una etapa de lluvias y temperaturas sensiblemente altas– cambiará a partir de mañana, con la llegada de un frente frío que recorrerá la Península de noroeste a sureste, sin alcanzar al tercio oriental, y el día de Reyes, 6 de enero, la jornada estará marcada por las precipitaciones, el descenso de las temperaturas y de la cota de nieve (hasta los 600 metros) y la aparición de fuertes rachas de viento, según la predicción especial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).
Así, hoy continuará el tiempo estable en casi todo el territorio excepto en Galicia, donde son probables las lluvias débiles, principalmente en el oeste y suroeste de la comunidad. Sin embargo, la Aemet señala que, al final del día, en horas nocturnas, la llegada de un frente frío muy activo intensificará las precipitaciones en el extremo noroeste peninsular.
Para mañana, víspera de Reyes, la Aemet indica que llegará un frente frío, seguido de una masa de aire acusadamente fría, que recorrerá la Península de noroeste a surest. Este frente producirá precipitaciones abundantes y generalizadas, principalmente en Galicia, donde serán localmente fuertes o persistentes. De esta forma, pueden incluso llegar a peligrar algunas de las Cabalgatas de Reyes programadas por todo el territorio gallego.
En cuanto a las temperaturas, experimentarán un descenso generalizado y gradual a lo largo del día. Las mínimas se alcanzarán al final del día, con heladas débiles en zonas altas. Este día, el viento soplará del suroeste, con intervalos de fuerte en Galicia, litoral sureste peninsular y Estrecho, girando a oeste y noroeste.
Mientras, para el día de los reyes Magos y el 7 de enero, la Aemet explica que todos los escenarios apuntan a la formación de una borrasca centrada en el área mediterránea, acompañada de aire frío en altura sobre la Península y Baleares, que traerá consigo un aumento de la inestabilidad en casi todo el país.

Temporal marítimo
Por otra parte, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior pidió extremar las precauciones en Galicia y Asturias ante el fuerte temporal marítimo que se espera en las costas del norte peninsular, con olas que podrían alcanzar los siete metros de altura.
La mar combinada producirá olas de entre cinco y siete metros en todo el litoral cantábrico, advierte Protección Civil, que recomienda a los ciudadanos que procuren alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan verse afectados por las elevadas mareas y oleajes.
Además, recomienda a los ciudadanos que eviten estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje, ya que el mar presentará condiciones extraordinarias.

Un frente frío llegará mañana y los Reyes Magos traerán lluvia, viento, nieve y frío