Stop Desahucios tratará de evitar la expulsión de la anciana de Padre Feijóo

la plataforma arropó ayer a aurelia rey, que tiene una orden judicial para abandonar su piso pedro puig
|

La plataforma Stop Desahucios acudió ayer a la calle del Padre Feijoo, en pleno centro de la ciudad, para mostrar su apoyo a Aurelia Rey. Esta anciana lleva 40 de sus 85 años viviendo en un piso del número 9 de esa calle pero tendrá que abandonarlo el día 18. El juzgado ha fijado para esa fecha su lanzamiento –la ejecución de la orden de desahucio–, estimando las pretensiones de los propietarios, que apelan a la deuda de un mes de alquiler. La inquilina, por su parte, lo niega: “Sempre estou pagando os recibos, que sei que si non os pago teño que ir para fora”.

El portavoz de la plataforma coruñesa de Stop Desahucios, Joaquín Díaz, considera que todo el asunto no es más que un intento deliberado por parte de los dueños de echar a una inquilina que paga una renta antigua, de 126 euros al mes, para sustituirla por otra más cara. Aurelia dispone del dinero necesario para costear su vivienda de renta antigua, pero no podría hacer frente a un alquiler actual porque su única fuente de ingresos es una pensión no contributiva. Además, vive sola y no tiene familia a la que recurrir, aunque desde Stop Desahucios señalan que se encuentra en un excelente estado de salud y que se vale perfectamente por sí misma.

Es por eso que los manifestantes sospechan que el impago de alquiler no es más que una excusa legal. “Habían comentado que querían el apartamento para su hijo, pero esto tampoco es cierto, porque sabemos que su hijo está fuera y no va a volver. Es un caso claro de mobbing inmobiliario”, denunció Díaz.

 

a una residencia

Ante esta situación, desde Stop Desahucios mantiene que no va a permitir que la echen de su casa y planea concentrarse el próximo lunes, fecha fijada por el juzgado, en su portal para evitar el desalojo forzoso.

Desde el Ayuntamiento, el edil de Servicios Sociales, Miguel Lorenzo, está al tanto de la situación y señala que se ha ofrecido a la anciana plaza en una residencia, pero que la ha rechazado: “Cuando ejecuten el desahucio los trabajadores sociales estarán allí para hablar con ella”.

Los manifestantes aseguran que no es la solución ideal para una persona que puede valerse por ella misma. La propia Aurelia es menos diplomática al responder: “Que vaian eles! Eles terían que ir, non para a residencia, senón para o inferno!”.

 

Stop Desahucios tratará de evitar la expulsión de la anciana de Padre Feijóo