Alvedro invita a sus usuarios a decidir el futuro de las reformas de la terminal

El Ideal Gallego-2015-10-13-005-5d210ff0
|

El aeropuerto de Alvedro afronta una serie de reformas y reestructuraciones en todas las instalaciones y la dirección ha decidido darle voz a los ciudadanos antes de completar las obras. Los gestores de AENA en A Coruña acaban de poner a disposición de los viajeros unos aseos “piloto”, a partir de los cuáles esperan poder continuar con el proyecto de actualización del resto. Asimismo, estos días comenzaron algunos trabajos relativos a los accesos a la terminal de carga y al estacionamiento en superficie. 
En el aeródromo las sugerencias de los clientes de las aerolíneas son una constante y, normalmente, son tenidas en cuenta. Sin embargo, el director del aeropuerto, Jesús Campo, y su equipo han ido un paso más allá en extender el proceso participativo para racionalizar el gasto. 
La pasada semana dieron el primer paso en ese sentido con la apertura de uno de los cinco baños de la terminal para ponerlo a prueba. Tal y como había comentado Campo a este diario, la idea es que los propios usuarios opinen si les gusta o no el nuevo diseño y si les resulta práctico. De esta manera, pretenden proseguir con las actuaciones en los otros cuatro baños incorporando las advertencias y sugerencias del público. 
De hecho, en los citados espacios para hombres y mujeres se han colocado carteles con códigos QR que permiten acceder a una aplicación para transmitir las observaciones o el grado de satisfacción. Según Campo, de esta forma se evitará gastar el presupuesto a la vez en todos los servicios para después tener que realizar gastos extra readaptándolos al ciudadano.
Estos habitáculos llevaban casi 20 años sin ningún cambio por lo que la variación es muy visible. Frente a las plaquetas y azulejos grisáceos, el espejo corrido, la luz amarillenta o los lavabos de botón, los visitantes pueden encontrarse ahora con un suelo de pizarra y líneas lisas con azulejos blancos y combinaciones de blancos y negros. 
Los grifos cuentan con sensores y con desagües de tipo lavadero, secamanos más modernos y azulejos grises en relieve arropando a los espejos individuales. 
Una vez se recopile toda la información, se retomará el plan de renovación. No obstante, esta misma semana los operarios comenzaron otras obras vinculadas a las instalaciones de la terminal de carga. Asimismo, se trabaja ya en la creación de plazas de aparcamiento en superficie para vehículos de alto gálibo. 
Entre otras cosas quedará pendiente la creación de la sala VIP que, tras la adjudicación, empezará a construirse en breve. En medio de la polémica sobre el aeropuerto central de Galicia, también Lavacolla se acicala. Se potenciará la atención a los pasajeros internacionales con una sala específica y, además, habrá áreas de juego infantiles.

Alvedro invita a sus usuarios a decidir el futuro de las reformas de la terminal