La Xunta atenderá a tres mil dependientes más tras el verano

|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, avanzó que en el segundo semestre de este año se atenderá a 3.000 dependientes más, al tiempo que reiteró los compromisos de alcanzar los 60.000 cuando finalice esta legislatura y construir siete residencias en las ciudades, donde hay una mayor lista de espera, hasta sumar 900 plazas.
Frente a las críticas del portavoz parlamentario del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, quien alertó de los “elevados” tiempo de esperas para entrar en las residencias de mayores y exigió, entre otros puntos, la dotación de más plazas para alcanzar “la media del Estado”, Feijóo reivindicó su gestión.

Más que con el bipartito
“Hay más de un 30% más de plazas que cuando gobernaban ustedes, seis veces más de atención en el hogar y el triple de dependientes atendidos, de 14.000 a 48.775”, enumeró el jefe del Ejecutivo, quien avanzó que en el segundo semestre del año se incrementará el número de dependientes atendidos con otros 3.000.

Propuestas de la oposición
Frente a la defensa de su gestión por parte de Feijóo, el portavoz parlamentario del PSdeG advirtió que “los hospitales buscan hogar a personas que no pueden volver a casa” e incidió en que “para igualar la media española” de plazas sostenidas con fondos públicos harían falta más de 3.700.
Así, pidió a Feijóo que “abra las residencias públicas ya construidas” y que “desbloquee” el convenio de la Diputación de Lugo activando “trece residencias en la provincia”. “A medio plazo” le demandó también que impulse “un programa ambicioso de hasta 2.000 plazas” más y no solo las 900 comprometidas en las siete grandes urbes.
“Necesita cincuenta millones de euros para eso”, concretó Fernández Leiceaga, quien acusó a la Xunta de “aplicar un impuesto no formulado” a los mayores al “obligarlos a optar por la libranza o una residencia privada”. “Condena a los mayores con menos recursos a la necesidad y a la incerteza”, reprobó.
“Si quiere hablar en serio de plazas de residencia, hablamos; pero no use la Diputación de Lugo”, replicó Feijóo, quien aludió a que los conflictos en el seno del PSOE en la institución, plasmados en la gestión de la sociedad Suplusa, son los que dificultan la apertura de las residencias.
Según Feijóo, “el problema entre Suplusa y la Diputación de Lugo es continuado y constante”. “Hay unos diputados que dicen una cosa y otro, otra. ¿En qué parte del PSOE milita usted?”, dijo.
Después de que los socialistas apoyasen la apertura en el Congreso de una comisión de investigación sobre el accidente ferroviario de Angrois y tras la intervención de ayer, Feijóo ironizó con que tiene “la sensación” de que “más que recuperar el corazón” Leiceaga retomó “el instinto de supervivencia”.
Por su parte, se reafirmó en su gestión de los servicios sociales y, tras recordar sus tres mayorías absolutas “continuadas” dijo que  “lo importante es no defraudar a los compatriotas”. l

La Xunta atenderá a tres mil dependientes más tras el verano