El cáncer de piel es el efecto nocivo del sol que más preocupa a los gallegos

|

El cáncer de piel (82,7%) y las quemaduras (10%) son los efectos perjudiciales de las radiaciones solares que más preocupan a los gallegos, según el Estudio CinfaSalud “Percepción y hábitos de salud de la población española en torno a la fotoprotección”, avalado por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). El envejecimiento de la piel (4,7%), los problemas en la visión y las alergias y problemas cutáneos (1,3% en ambos casos) son los otros efectos nocivos que inquietan a los encuestados de esta comunidad.
A pesar de que en España parece existir una amplia conciencia sobre los daños que el sol puede causar, siete de cada diez (72,7%) gallegos dicen usar la crema fotoprotectora solo al exponerse directamente al sol, frente al 18% que lo hace diariamente durante el verano. Solo uno de cada diez (10,7%) se protege todo el año, como recomiendan los expertos. “Es crucial tener presente que también en el camino a la playa o a la piscina, e incluso mientras damos un paseo al aire libre en invierno, nuestro rostro, manos y otras partes del cuerpo están expuestas a la radiación”, recordó el dermatólogo José Carlos Moreno Giménez, presidente de honor de la AEDV y coordinador de la campaña Euromelanoma de la Fundación Piel Sana. 
Por otra parte, los gallegos no siguen siempre las tres medidas que garantizan la eficacia de la crema fotoprotectora: solo el 38,1% se aplica el producto treinta minutos antes de tomar el sol, tres de cada diez (30,6%) lo renueva cada dos horas y solamente uno de cada cinco (21,8%) se lo reaplica tras bañarse o secarse. Además de aplicarse la crema fotoprotectora (69,3%), evitar el sol en las horas centrales del día (54,7%), protegerse con ropa o gafas de sol (24,7%) y permanecer en la sombra (18,7%) son las precauciones que toman más a menudo los encuestados de Galicia para protegerse de las radiaciones solares. Cabe destacar que los gallegos son los españoles que realizan con menos frecuencia estas dos últimas medidas.
La investigación también revela que los hombres y mujeres gallegos son quienes más  comparten la fotoprotección de los hijos, pues en la mitad de los hogares (50 por ciento) ambos asumen esta responsabilidad. Por comunidades, Galicia se sitúa a la cabeza en este último aspecto, frente al 31% de los extremeños, quienes registran el porcentaje más bajo del país.
Por otra parte, a pesar de que los bebés menores de un año nunca deben ser expuestos directamente al sol, cuatro de cada diez padres y madres gallegos (39,3%) lo hacen. Como recalcó al respecto la doctora Aurora Garre, “los niños menores de un año no tienen todavía la capacidad de defenderse del sol mediante el aumento del tono de color o bronceado, lo que deriva en un altísimo riesgo de quemaduras. Por tanto, es crucial extremar las precauciones con ellos durante los días de playa, montaña o juegos y actividades al aire libre”.
Las medidas que aplican los padres gallegos con mayor frecuencia son evitar la exposición de su hijo al sol durante las horas centrales del día (72,3%), ponerles una gorra (60,2%), usar crema específica para niños (57,8%) y emplear factor de protección de entre 30 y 50 (54,2%) o de más de 50 (51,8%). n

El cáncer de piel es el efecto nocivo del sol que más preocupa a los gallegos