Orozco admite que es “muy probable” que el Bloque deje el gobierno de Lugo

josé lópez orozco, junto a su abogado rafael iruzubieta efe
|

El alcalde de Lugo, el socialista José López Orozco, reconoció ayer que es “muy probable” que los concejales del BNG dejen el gobierno bipartito, después de que la jueza instructora de la operación “Pokémon” lo citase a declarar como imputado y de que los nacionalistas pidiesen públicamente su dimisión.

Además, el pleno sobre el estado del Ayuntamiento de Lugo, que se iba a celebrar este jueves, se aplaza unos días al coincidir con la declaración del regidor.

En declaraciones a Efe, el regidor local reconoció que, después de las últimas afirmaciones públicas del portavoz parlamentario del BNG y el todavía portavoz nacional del partido nacionalista, Francisco Jorquera y Guillerme Vázquez, respectivamente, “da esa impresión”.

Mientras tanto, los nacionalistas de Lugo no se han posicionado y dejan la decisión en manos de la próxima asamblea local, que decidirá si continúan con el apoyo al alcalde socialista.

Los responsables del BNG valorarán seguir los pasos de sus colegas de Ourense.

En todo caso, el alcalde afirmó que los nacionalistas “tomarán su decisión, libre y responsablemente” y a él no que quedará más remedio que “acatarla”, pero siendo consciente de que Lugo “puede ser gobernado con once concejales”, los que tiene el PSdeG en la corporación local.

Los nacionalistas estudian su decisión, mientras se aplaza un debate que coincidía con la citación judicial

Con independencia de la decisión que acabe por tomar el BNG, López Orozco afirmó que el todavía teniente de alcalde y portavoz nacionalista en el Ayuntamiento, Antón Bao, es “una extraordinaria persona”. Desde su punto de vista, “además de buen político, es mejor persona. Destaca por su bonhomía y eso en política vale mucho”.

En ese sentido, expresó su “comprensión hacia la postura del BNG” e insistió en que “las puertas estarán abiertas”, si los nacionalistas abandonan el bipartito, para iniciar en cualquier momento “negociaciones para constituir un nuevo gobierno”.

Asimismo, el alcalde justificó el aplazamiento del pleno sobre el estado del municipio previsto para el jueves porque es “importante” para no verse contaminado por otras “variables”. El regidor local confirmó que habló con los portavoces de los demás grupos municipales, los socios de gobierno del BNG y la oposición representada por el PP, y “entendieron perfectamente bien” los motivos para aplazar esa sesión, dijo.

Según el alcalde socialista, ese pleno es “suficiente importante en sí mismo” y lo fundamental es que esa sesión sirva para “debatir sobre el estado de la ciudad”.

Orozco admite que es “muy probable” que el Bloque deje el gobierno de Lugo