Paralizan la mancomunidad para lograr mayor “voluntad de acuerdo”

Rioboo y Santiso en una de las últimas asambleas presenciales del Consorcio, celebrada en octubre | pedro puig
|

Los ayuntamientos que conforman el Consorcio de As Mariñas han paralizado el trámite actual de constitución de la mancomunidad para crear una nueva entidad con mayor “voluntad de acuerdo”, de manera que el que quiera integrarla deberá comprometerse aceptar los estatutos que decida la mayoría, según explicaron desde los municipios.


En la mañana de ayer tuvo lugar un encuentro telemático en el que los regidores de Abegondo, Bergondo, Betanzos, Cambre, Carral, Culleredo, Oleiros y Sada adoptaron esta decisión, votando a favor todos menos estos dos últimos territorios, que se posicionaron en contra.


Protocolo

El acuerdo incluye, además de la paralización de la tramitación, la elaboración de un protocolo de voluntades entre los miembros que deseen formar parte de la Mancomunidad As Mariñas, que elaborarán los técnicos del Consorcio y que será remitido a cada ayuntamiento para que se pronuncie su máximo órgano, el pleno.

El protocolo contendrá la relación de los servicios a mancomunar entre los ayuntamientos y un compromiso de asumir los estatutos de la entidad que se decidan entre la mayoría de los componentes.


Una vez aprobado por los plenos, los que lo hayan asumido evaluarán si procede retomar la tramitación o iniciar una nueva para la conformación de la mancomunidad. El objetivo de esta decisión es “que la nueva entidad nazca con una voluntad demostrada y real de funcionamiento democrático, consenso y confianza que garantice que su trabajo será el óptimo para impulsar servicios conjuntos de interés a la ciudadanía”, manifiestan desde el Consorcio As Mariñas.


“La intención es lograr un organismo que funcione de forma democrática y autónoma, sin dependencia de ningún ayuntamiento en concreto, con las decisiones y elección de sus órganos conforme a la voluntad de la mayoría de sus miembros”, añaden.


En la sesión también se dio luz verde definitiva al presupuesto para 2021 y se acordó la revisión de precios de la recogida de basura considerando el IPC, así como el reconocimiento de crédito para abonar las facturas de servicios no incluidos en el contrato de lacería por la entrada en vigor de la ley 4/2017 de Benestar Animal. 

Paralizan la mancomunidad para lograr mayor “voluntad de acuerdo”