El PSOE, la Marea y el BNG acuerdan un presupuesto de 260 millones para 2020

El Ideal Gallego-2019-12-24-003-3384eac7
|

El Gobierno local, la Marea Atlántica y el BNG presentaron ayer el acuerdo que permitirá aprobar el presupuesto del próximo año, que ascenderá a 260 millones de euros. Antes de que termine el año irá a junta de gobierno y en enero a pleno.

La alcaldesa, Inés Rey, y los portavoces de la Marea y el BNG, María García y Francisco Jorquera, comparecieron de manera conjunta para escenificar el acuerdo alcanzado dos meses y medio después de que comenzasen las negociaciones. 

El único dato que trascendió por el momento es la cantidad total de las cuentas, un 4% más elevada con respecto al último presupuesto que se aprobó, el de 2018, que posteriormente se prorrogó este año. Para 2019 la Marea planteó una propuesta de 252 millones de euros, pero no contó con los apoyos necesarios para que fuese aprobado, precisamente al no lograr el apoyo por parte del Partido Socialista.

La previsión es que los detalles del presupuesto sobre inversiones y otras partidas se conozcan a lo largo de esta semana. El Ayuntamiento convocará una junta de gobierno extraordinaria que se celebrará antes de que concluya el año. 

Después, el presupuesto tendrá que ir a la Comisión de Hacienda y posteriormente a un pleno extraordinario que habrá en los primeros días del año para su aprobación inicial. Luego se abrirá un período de alegaciones durante 15 días hábiles y la intención del Gobierno municipal es que pueda entrar en vigor en los últimos días de enero o los primeros de febrero.

Imagen
El pacto presentado ayer dejó la imagen de los líderes de las tres fuerzas compareciendo juntos y demostrando la sintonía que permitió alcanzar una propuesta de carácter “progresista”.

Además, tanto Inés Rey como Francisco Jorquera demostraron su predisposición a que el resultado de este año se pueda mantener durante los próximos ejercicios de manera que el presupuesto pueda entrar en vigor antes de que comience el año siguiente. “Temos que convertir as imaxes inéditas en normalidade”, dijo la alcaldesa sobre la aparición conjunta de los tres líderes, una escena que espera que sea la “tónica habitual” durante el mandato. Además, Rey aseguró que este acuerdo es “o mellor que lle podía pasar á cidade”.

En la comparecencia ninguno de los tres representantes políticos quiso salirse del guión y se limitaron a celebrar el resultado. No hubo atribución de méritos y, de hecho, los portavoces de la Marea y del BNG señalaron que era difícil cuantificar el porcentaje de sus propuestas que habían entrado en el documento final, del que se encuentran ultimando sus detalles para llevarlo a la junta de gobierno. El líder del BNG expuso que estaban de acuerdo con la “orientación xeral” del presupuesto pero que el resultado hubiese sido “posiblemente distinto” en caso de que los nacionalistas fuesen los encargados de gobernar, dijo en línea constructiva. Mientras, María García destacó que el presupuesto sirve para “determinar as políticas da cidade” y Jorquera lo definió como una “ferramenta fundamental”. 

Cinco puntos
Ante la falta de datos sobre el presupuesto del próximo año, las tres formaciones destacaron los aspectos generales que se recogen en el acuerdo.

El pacto entre las tres fuerzas se sustenta sobre cinco puntos: el impulso de la dinamización económica; el refuerzo de la inversión en el gasto social; la distribución de los fondos públicos teniendo en cuenta a los barrios y favoreciendo el derecho a la vivienda; la apuesta por las políticas de igualdad; y la defensa de los intereses de la ciudad por encima de los partidistas, sobre todo a la hora de reclamar a otras administraciones las inversiones necesarias. Además, incluye cuestiones pactadas por el Gobierno local con la Marea y el BNG como la gratuidad de las guarderías, la reforma del mapa de autobuses o mejorar la movilidad.

El PSOE, la Marea y el BNG acuerdan un presupuesto de 260 millones para 2020