Las negociaciones presupuestarias comenzarán en el mes de septiembre

El presupuesto de este año se aprobó de manera definitiva en pleno durante el pasado mes de febrero | pedro puig
|

La Marea no iniciará las negociaciones sobre el presupuesto del próximo año hasta que llegue el mes de septiembre, momento en el que está previsto que entable conversaciones serias con el Partido Socialista en busca de un acuerdo para las cuentas que se deberán emplear durante el año en el que tendrán lugar las elecciones municipales.
De esta manera, está previsto que el equipo de gobierno siga una estrategia similar a la que mantuvo el año pasado y que se saldó con la aprobación definitiva de las cuentas a comienzos de febrero.
A esto contribuyó en gran medida las facilidades dadas por el grupo municipal socialista, que incluso habrían permitido que estuviesen listas para el inicio del año, pero finalmente el Gobierno local no las pudo sacar hasta el segundo mes.
La intención por parte del equipo de gobierno es que durante este mes y el próximo los diferentes servicios y áreas municipales establezcan sus necesidades y propuestas, que posteriormente serán trasladadas al departamento económico para organizar el presupuesto en conjunto.
Una vez que el Gobierno municipal ya tenga un borrador preparado, será el momento en el que está previsto que den inicio las negociaciones con los socialistas, de quienes necesitan su apoyo para poder sacar adelante el presupuesto.
Es posible que antes se dé algún contacto preliminar entre ambas partes, pero no debería pasar de un tanteo para ver en qué punto se encuentra la relación Marea-PSOE y cómo enfocará las negociaciones cada uno.

Misma situación
Una vez más, los socialistas volverán a jugar un papel decisivo en este asunto toda vez que la Marea obvió al Partido Popular y al BNG a la hora de negociar las cuentas del actual ejercicio porque el apoyo nacionalista era insuficiente o porque consideraron que con los populares es imposible llegar a un acuerdo, situaciones que parece que se repetirán.
En principio nada hace pensar que pueda haber grandes problemas para sacar adelante un nuevo presupuesto, pero otra opción que está presente es la posibilidad de que se lleguen a prorrogar las cuentas de este año.
El Gobierno municipal elaboró el presupuesto de este año según sus intereses y con las mencionadas facilidades del Partido Socialista, por lo que son unas cuentas hechas a su medida.
A esto se une que probablemente no dé tiempo a que se ejecuten todos los proyectos previstos para este año, por lo que una prórroga del presupuesto permitiría a la Marea seguir con unas cuentas que la propia formación diseñó según lo que entendían como más apropiadas.
Esta posibilidad entraría en juego si las negociaciones con el la formación socialista no van por el buen camino y se alargan hasta llegar al próximo año sin que se alcance un acuerdo, opción que tampoco se descarta con la previsión de las municipales a la vuelta de la esquina.

Factor
Si el año pasado los socialistas dieron todo tipo de facilidades al equipo de gobierno para que pudiese arrancar el año con cuentas nuevas, en esta ocasión la situación podría variar.
Buena parte de la predisposición de la formación socialista dependerá de los procesos internos que tiene previsto acometer el partido a nivel local en septiembre u octubre, en los que se elegirán las candidaturas para las elecciones municipales.
A partir de aquí la postura d la formación podría continuar por los mismos derroteros o cambiar hacia una versión en la que las exigencias en las negociaciones con la Marea sean mayores que en el ejercicio anterior.
Por el momento no han trascendido nombres de posibles candidatos socialistas para las próximas elecciones municipales, lo que incrementa las dificultades en el sentido de conocer la postura que tomará la formación en lo referente a la forma de relacionarse con la Marea. l

Las negociaciones presupuestarias comenzarán en el mes de septiembre