Los promotores exigen que se aplace el pago de las cuotas del Ofimático hasta que finalice la reversión

|

El Ideal Gallego-2011-06-27-002-ccd895bd 

En su compromiso de solucionar los problemas heredados del anterior mandato, el alcalde, Carlos Negreira, tendrá que enfrentarse también al del Parque Ofimático, donde el gobierno local anterior adjudicó las obras de urbanización y la Xunta mantiene abierto un proceso de reversión. El comienzo de los trabajos es inminente, si bien los promotores coruñeses consideran que el ejecutivo municipal no debería empezar a girar las cuotas a los propietarios hasta que el Gobierno gallego finalice la devolución de las fincas a sus dueños originales. Advierten de que si estos aceptan las fincas, el Ayuntamiento podría verse en la obligación de volver a expropiar ese suelo para no perjudicar a los cooperativistas.

l.f. > a coruña

 Los promotores coruñeses tienen una larga lista de asuntos que tratar con el nuevo alcalde, Carlos Negreira. Después de múltiples enfrentamientos con el anterior gobierno, el colectivo considera que el cambio de color político en María Pita abre una nueva etapa de colaboración, que, destacan, será necesaria para resolver algunos problemas heredados. Entre estos asuntos está el Parque Ofimático. El ex alcalde, Javier Losada, firmó el contrato de urbanización con la empresa Acciona en la jornada de reflexión, pese a que la Xunta mantenía abierto –aún lo estᖠel proceso de reversión de los terrenos a sus propietarios originales, en base a una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).
Por la evolución de los plazos legales, las máquinas están a punto de entrar en la zona, si bien desde la asociación de promotores inmobiliarios de la provincia (Aproinco), su secretario general, Juan José Yáñez, considera que el Ayuntamiento no debería comenzar a girar las cuotas a los dueños de las fincas hasta que finalice la devolución del suelo. “Estamos con los trámites finales, por lo que se podría esperar un poco más para que las obras puedan comenzar con toda normalidad y no se produzcan sobresaltos”, manifestó el portavoz de la entidad.

Nuevos propietarios > Y es que si alguno de los propietarios originales aceptara que se le devolvieran sus terrenos, el representante del sector advierte de que el Ayuntamiento podría verse en la tesitura de tener que volver a expropiar esas parcelas para no perjudicar a los cooperativistas y los promotores privados que previamente las habían adquirido para levantar allí viviendas. El colectivo siempre había expresado su rechazo a que la administración local contratase la urbanización del polígono “sin la suficiente seguridad jurídica”, algo que también compartía la Xunta, aunque ahora que están adjudicadas, Yáñez cree que es deber de Negreira “actuar con el mayor rigor posible para evitar futuras complicaciones”.
El Ayuntamiento se encarga de recaudar las cuotas con las que se financia el proyecto, que costará unos 40 millones de euros, por lo que los promotores avisan de que podrían producirse problemas con estos pagos si finalmente varía la titularidad de algunas parcelas tras cerrarse la reversión. Desde el anterior ejecutivo, la ahora ex edil de Urbanismo, Obdulia Taboadela, siempre defendió la transparencia del proceso, alegando que “nunca se va a producir un vacío de propiedad” cuando se giren las cuotas, pues el gobierno local, añadía, “siempre va a encontrar a un propietario, que es el que figure en ese momento en el Registro de la Propiedad”. Esa justificación, sin embargo, nunca convenció a los promotores.
“Nosotros estamos muy enfadados con la prisa excesiva que se dio el anterior gobierno por tramitar todo, por eso ahora reclamamos calma para no perjudicar a los cientos de personas que están implicadas en este proceso”, indicó Yáñez, que en pocos días prevé solicitar un encuentro con el regidor, para trasladarle esta inquietud y solicitarle su disposición a solucionar este conflicto con las máximas garantías legales.

 

Los promotores exigen que se aplace el pago de las cuotas del Ofimático hasta que finalice la reversión