La Xunta controlará "en tiempo real" los movimientos de autobuses de viajeros

Uno de los autobuses que componen la flota de la Compañía de Tranvías archivo

La Xunta controlará los movimientos de los autobuses de pasajeros en la Comunidad "en tiempo real" desde un centro de seguimiento con un sistema "homologado, integrado y único" para todos los vehículos.
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha explicado al término de la reunión semanal de su Ejecutivo que en esta acción colaborarán la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras y la Agencia para la Modernización Tecnológica de Galicia (Amtega).
Las compañías correrán con el gasto de instalar en los autobuses un dispositivo, que tendrá un coste de unos 715 euros por vehículo y año, y la Xunta equipará un centro de seguimiento, con una inversión prevista de 1,8 millones de euros.
Esta actuación servirá para mejorar el seguimiento y el control de la flota de autobuses en la Comunidad, unos mil, ha dicho el presidente gallego y también servirá para "potenciar la demanda de transporte público, al facilitar información de calidad a través de herramientas web".
Entre la información que se obtendrá con este sistema está la "localización" de cada autobús, así como la "demanda de usuarios en cada momento" y también "cualquier incidencia sobre el servicio.
Para Núñez Feijóo, la implantación de este servicio será "novedosa", sobre todo por las características de Galicia, su tamaño y su "complejidad", por la orografía y la dispersión de la población.
Además, el Gobierno gallego ha aprobado hoy el plan de conservación del espacio natural de interés local de Puzo do Lago, en Maside (Ourense).
Se trata del primer espacio de estas características en Ourense y el tercero en toda Galicia, tras Xunqueira de Alba, en Pontevedra y Ruxidoira, en Paradela (Lugo).
Con esta acción la Xunta pretende proteger la diversidad vegetal del lugar, las especies autóctonas de fauna y flora en un conjunto de unas 30 hectáreas, en el que destaca una laguna artificial que actúa como humedal, una 'carballeira' atlántica y restos de una explotación minera de la época romana.
Blinda, por lo tanto, la protección de un espacio único y hace compatibles las actividades agrícolas y ganaderas tradicionales.
Núñez Feijóo ha dicho que a día de hoy hay otros cuatro espacios similares que cuentan con la protección aprobada de modo provisional: Islas de San Pedro, en A Coruña, Boutureira, en San Cibrao das Viñas (Ourense), Gafos, en Pontevedra y el arenal duna de de O Vao y Baluarte, en Vigo.
En su reunión de hoy, la Xunta ha dado el visto bueno también al desarrollo de la Ley de Juventud, de modo que se pondrá en marcha en el segundo semestre de este año el Consello Asesor y Consultivo de la Juventud de Galicia.
Se ha enviado el proyecto de decreto con el reglamento al Consello Consultivo, para su informe.
El objetivo es "intentar despolitizar" el órgano de consulta de los jóvenes en Galicia y aumentar su participación, ya que en el anterior "estaban representadas solo 22 asociaciones, un porcentaje muy bajo sobre el total", ha dicho el presidente gallego.
La Consellería de Trabajo y Bienestar ha presentado un informe con el plan de acción del Instituto Gallego de Seguridad y Salud Laboral para 2014, que será presentado mañana, y que contará con 65 actuaciones.
La intención es incluir todas las disciplinas preventivas y llegar a todo el tejido empresarial gallego.
Entre las novedades, se incluirán fichas de investigación de accidentes y enfermedades profesionales, riesgos tipo en los buques de pesca de bajura un estudio ergonómico en los trabajadores del sector de la conserva de pescado.
Habrá asesoramiento en manejo de maquinaria agrícola y acciones formativas para unas 8.000 personas.
En el balance del año, Núñez Feijóo ha señalado que se ha reducido la siniestralidad laboral en un 5,41 por ciento respecto al año anterior, aunque las muertes han subido, de 45 a 47.
La conselleira de Sanidad ha presentado un balance de actividad del Centro de Transfusión de Galicia, que en 2013 recibió 114.126 donaciones y que se mantiene por encima de la media del conjunto de España con una tasa de 41,26 donaciones por cada mil habitantes.
Ocho de cada diez donaciones se registraron en las unidades móviles del centro, y el 91 por ciento se destinaron a hospitales del Servicio Gallego de Salud.
Los grupos sanguíneos más demandados fueron el A positivo y el 0 positivo.
Núñez Feijóo ha animado a "no descuidarse" y a seguir colaborando, ya que se necesitan unas 500 donaciones al día para hacer de media, unas 550 intervenciones quirúrgicas y atender unas 3.000 urgencias.
Además, ha señalado que la donación de sangre es una cuestión "de todos", porque en algún momento cualquiera puede necesitar una transfusión. Y, por otra parte, ha dicho, cada uno tiene la oportunidad "de salvar las vidas de sus vecinos, familiares y de compatriotas".
Ha destacado el altruismo de los gallegos y ha explicado que el día que más donaciones se produjeron, "con mucha diferencia", fue el pasado 24 de julio, como consecuencia del accidente de tren en Santiago en el que murieron 79 personas y más de 150 resultaron heridas.
La Xunta ha aprobado hoy, además, el decreto que da el visto bueno a los nuevos estatutos de la Universidad de Santiago, así como el que crea la Comisión Paritaria de Formación Local en Galicia.

 

La Xunta controlará "en tiempo real" los movimientos de autobuses de viajeros

Te puede interesar