Pedro Sánchez rechaza comparecer en el Senado para aclarar las dudas sobre su tesis doctoral

GRAF3308. MADRID, 09/10/2018.- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez durante la rueda de prensa posterior al encuentro que mantuvo con el presidente de Chile, Sebastián Piñera, esta tarde en el Palacio de la Moncloa
|

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no comparecerá el próximo día 23 de octubre en el Senado para aclarar las “dudas” que el PP ve en su tesis doctoral, pese a que esta comparecencia había sido acordada por la mayoría absoluta del grupo popular en la Cámara Alta.

Así lo comunicó ayer el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Antonio Montilla Martos, en la reunión de la Junta de Portavoces del Senado, quien argumentó la falta de precedentes y de previsión reglamentaria para este tipo de comparecencias específicas del jefe del Ejecutivo.

El portavoz socialista, Ander Gil, respaldó la negativa del Gobierno a la comparecencia de Sánchez, que justificó también por esa ausencia de precedentes y la falta de “amparo” reglamentario y arremetió contra el PP, al que acusó de “manosear” la institución y de usarla para “vengarse” de la moción de censura que ganó Pedro Sánchez.

Recordó Gil que Mariano Rajoy no compareció ni una sola vez en el Senado en los siete años en que fue presidente, y ratificó que el jefe del Gobierno está dispuesto a acudir al pleno de la Cámara Alta para hablar, a petición propia, de política general, como ya hizo en su día José Luis Rodríguez Zapatero, pero no dio fechas.

El grupo popular daba por hecho que Pedro Sánchez sí iba a acudir al Senado el día 23 porque esta fue la fecha que el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes planteó la semana pasada como disponible para que el presidente acudiera al pleno.

De las orejas
Una comparecencia que había sido acordada por el PP gracias a la mayoría absoluta de que disfruta en la Cámara Alta; también aprobó otra el grupo popular para que el presidente aborde la política de inmigración del Ejecutivo socialista, aún pendiente.

Tras la Junta de Portavoces, Ander Gil se encargó de anunciar en rueda de prensa la decisión comunicada por el Gobierno, que respaldó con un duro ataque a la estrategia que el PP está siguiendo en el Senado, apoyado en su mayoría absoluta.

Y como el portavoz del PP, Ignacio Cosidó, dijo la semana pasada que Sánchez iba a comparecer “a rastras” y “de las orejas”, ayer Gil le replicó que Sánchez “ni de la solapa ni de las orejas ni a rastras va a acudir nunca al lodazal” en que el PP quiere convertir esta institución.

Dijo también que al PP le dura todavía “el pataleo” por haber pedido la moción de censura y enfatizó: “Ya está bien de pataleo, de manosear las instituciones, de menoscabar la democracia”.

Tras él compareció la portavoz adjunta de Unidos Podemos, Maribel Mora, cuyo grupo sí apoyaba la comparecencia de Sánchez.

Mostró su extrañeza por la negativa del Ejecutivo, máxime cuando, según recordó, el artículo 110 de la Constitución establece que las Cámaras pueden requerir la presencia del Gobierno en el ejercicio de su función de control. Por ello, entiende que la “excusa” invocada por el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes “no tiene ningún sentido”.

Cinismo absoluto
Eso sí, Mora también reprochó al PP el “cinismo” absoluto de su actitud, porque se queja de que Pedro Sánchez no acuda a la Cámara Alta cuando “durante años” mientras gobernaba, impedía que lo hicieran los miembros de su Gobierno.  

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, afirmó de manera tajante que “el Senado está rompiendo las reglas del juego” y subrayó que “jamás” un jefe del Ejecutivo ha acudido “obligado” a la Cámara Alta.

Pedro Sánchez rechaza comparecer en el Senado para aclarar las dudas sobre su tesis doctoral