Margallo rechaza aceptar inmigrantes sin garantizarles una vida digna

GRA157 SOFÍA, 12/05/2015.- El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, durante la rueda de prensa que ofreció junto a su homólogo de Bulgaria, Daniel Mitov, dentro de su visita oficial a este p
|

El ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, dijo que “ningún país puede aceptar a inmigrantes a los que no pueda atender en condiciones de dignidad” y señaló que los criterios de cuotas de asilo de la UE no se corresponden “con los deseos del Gobierno”.
“Un país decente tiene que dar a los inmigrantes un puesto de trabajo, vivienda, educación, sanidad y servicios sociales si no queremos crear guetos en nuestras fronteras”, precisó el ministro en una rueda de prensa conjunta con el ministro español de Defensa, Pedro Morenés, tras el Consejo de titulares de ambas carteras celebrado en Bruselas.
García-Margallo consideró que “no se trata de regatear” con las cifras que determinarán las cuotas de asilo de la UE, sino de “no crear falsas expectativas” porque “ningún país puede aceptar inmigrantes a los que no pueda atender en condiciones de dignidad”.
Por ello pidió que la tasa de paro “tenga una ponderación superior al 10 % que le otorga la Comisión Europea” como criterio para el reparto de cuotas de demandantes de asilo en la UE.
Estos criterios, que tienen en cuenta factores como la situación económica, la población o los esfuerzos realizados por cada país en materia de inmigración, “no están ponderados de acuerdo con los deseos del Gobierno español”, según García-Margallo.
El ministro consideró que el esfuerzo de cada país en materia de inmigración tampoco está bien ponderado, pues sólo representa un 10 %.
“España hace un esfuerzo para controlar sus fronteras que redunda en toda la Unión Europea”, destacó tras pedir que Bruselas tenga en cuenta este factor.
También puso en valor el “enorme esfuerzo” de España para acabar con las raíces de la inmigración, como la inseguridad, la inestabilidad política o la pobreza.
“Una cosa es emigrar por razones económicas y otra la salida en casos de conflicto, pero sea cual sea la causa las necesidades son las mismas”, matizó el titular de Exteriores. n

Margallo rechaza aceptar inmigrantes sin garantizarles una vida digna