Down Coruña inaugurará en octubre una cafetería en el kiosco de la plaza de Ourense

El emblemático quiosco fue construido en los años 50 | patricia g. fraga
|

El kiosco de la plaza de Ourense, que durante mucho tiempo ha permanecido cerrado, está llamado a acoger un proyecto de inserción social, Down Café. La asociación Down Coruña espera poder abrir este negocio en octubre, siempre que consigan la financiación necesaria. De momento, ayer firmaron el convenio por el que el Ayuntamiento cede el emblemático edificio. .

Para la alcaldesa, Inés Rey, este proyecto tiene una especial trascendencia: “Nosotros hemos apostado por la igualdad, por respetar a todos y no tratar a nadie de forma diferente aunque nuestras capacidades sean distintas”. Pero como reconoció la propia regidora, “a veces parece que esto no se concreta en nada” pero en esta ocasión, se concretan en un “proyecto de ciudad”. Incluso aportó, como sugerencia, que vendieran bocadillos de calamares en el nuevo café, como se hizo antaño. “Será el siguiente paso para conectar el proyecto con la memoria histórica de la ciudad”, bromeó.

Reforma mínima 
El presidente de la asociación, Ricardo Santos, calificó el entorno de la plaza de Ourense de “privilegiado”. Una vez realizados los trámites y realizada la reforma “mínima”, se tratará de ponerse en marcha cuanto antes. “Podremos volver a disfrutar en A Coruña de un espacio que esperemos que nos pueda dar una alegría. 

Se trata de un proyecto novedoso. En realidad, único en Galicia, según Down Coruña pero para eso necesitan una inversión que todavía están buscando. “Nosotros somos promotores, pero estamos en la fase ardua de buscar financiación. De momento estamos peleando por ella. En cualquier caso, estamos dispuestos a arriesgarnos”, reconoció Santos. Una vez comiencen a marchar las cosas, esperan que el Down Café arroje beneficios. “Un proyecto de economía social –señaló el presidente del colectivo– tiene que ser sostenible por sí mismo”.

Down Coruña inaugurará en octubre una cafetería en el kiosco de la plaza de Ourense