El tramo de la AC-211 entre O Burgo y Fonteculler será una travesía urbana

|

El tramo de la carretera AC-211 que enlaza los núcleos cullerdenses de O Burgo y Fonteculler se transformará en una travesía urbana.
El Consello da Xunta dio ayer luz verde a la cesión de la gestión de esta carretera después de que el Ayuntamiento de Culleredo lo solicitase para “dar un mejor servicio a los vecinos”. Son 2,6 kilómetros de longitud que atraviesan zonas densamente pobladas como Acea de Ama y las ya mencionadas Fonteculler y O Burgo.
La cesión abarca también a los elementos funcionales de la carretera. Entre ellos se encuentra la antigua caseta de los peones camineros, sita en Acea de Ama. La idea del Ayuntamiento es prepararla para que sirva de almacén para la brigada de obras y poder realizar con efectividad operaciones de mantenimiento y señalización.
El alcalde, Julio Sacristán, explica que el motivo que le llevó a asumir la AC-211 consiste en “promover una conservación acorde al carácter de avenida urbana que tiene”. 
El regidor considera que el gasto de mantenimiento que conllevará será realmente una inversión al poder llevar a cabo actuaciones de seguridad vial o trabajos de conservación de modo directo, lo que redundará en “un mejor servicio” para los vecinos.
Una de las primeras medidas que tomará el Gobierno local al ser titular de la vía será la renovación del sistema de semáforos. El programa actual que tiene la Xunta ofrece demasiados fallos con luces que dejan de funcionar cada poco tiempo y por eso el gobierno local contratará un nuevo servicio que garantice su correcto funcionamiento.
Otro de los cambios que se producirán se refieren a medidas de señalización o regulación del tráfico, al no depender de la administración autonómica. En Fonteculler, por ejemplo, los vecinos demandan eliminar el cambio de sentido frente a la urbanización A Ría por los atascos que genera. La Policía Local lo considera adecuado, así que será otra de las primeras actuaciones.
Sacristán quiere continuar este camino de asumir vías de otras administraciones con carácter urbano con la carretera nacional N-550.

El tramo de la AC-211 entre O Burgo y Fonteculler será una travesía urbana