Sectores del PSOE ven riesgos en el Gobierno de “marketing” de Sánchez

GRAF6113. MADRID, 08/06/2018.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (4ºd), posa para la foto de familia con el resto del Ejecutivo tras la primera reunión del Consejo de Ministros hoy en La Moncloa, , tras su primera reunión
|

El Gobierno que ha formado Pedro Sánchez ha gustado, y mucho, a militantes y cuadros del PSOE, aunque algunos sectores advierten del riesgo de que su perfil técnico le lleve a disociarse del partido. Por eso, ya hay voces que internamente piden que haya una dirección política fuerte que vaya marcando pautas. 
En el PSOE, donde ya se habla de un Gobierno de “marketing”, se ve con preocupación que el “nexo” con el Consejo de Ministros que representa el secretario de Organización, José Luis Ábalos, pueda romperse si una “macrocartera” como la de Fomento le impide compatibilizar ambos cargos.
Fuentes socialistas aseguraron que el secretario de Organización “de facto” será el secretario ejecutivo de Coordinación Territorial, Santos Cerdán. El navarro Cerdán y el andaluz Paco Salazar, secretario ejecutivo de Acción Electoral, son los dos miembros del aparato en los que Ábalos ha delegado hasta ahora, pero la incorporación de Salazar a La Moncloa se considera inminente.
De los 17 ministros nombrados por Sánchez, solo la catalana Mertixell Batet y los valencianos Ábalos y Carmen Montón tienen perfil orgánico, lo que internamente no ha gustado tanto como a la sociedad, según las fuentes.
“Pedro ha hecho un golpe de efecto muy bueno de cara a la sociedad, pero ante situaciones complicadas se necesita un equipo aguerrido que sepa hacer política, una argamasa que aguante si las cosas se ponen feas”, advierte un veterano del partido. 

Un Ejecutivo “bien hecho”
Desde otro sector se defiende, en cambio, que un Gobierno “tiene que tener perfil técnico” y que el de Pedro Sánchez es “el típico Gobierno bien hecho del PSOE”. El hecho de que el presidente no haya contado con los que fueron sus compañeros de viaje en las primarias –miembros de su ejecutiva, diputados del no, incluso su jefe de gabinete, Juanma Serrano– ha gustado sobre todo entre una parte de los que apoyaron a Susana Díaz. 
También le ha entusiasmado el Gobierno a un sector de las bases “pedristas”, liderado por ejecutivos con buen currículum de la generación de Sánchez, que defienden que el PSOE debe separarse de los “profesionales de la política”, los “vividores del partido” y de la práctica de “devolver favores a los que no están a la altura”. 
“La política no es una profesión, necesitamos a los mejores”, sostienen en este ámbito del partido. En el ala más a la izquierda del partido, la de Izquierda Socialista, donde el Ejecutivo fue acogido con más escepticismo, aplauden que Sánchez haya capitalizado el tirón del 8M y el voto femenino, pero consideran que el fuerte planteamiento transversal que implica el Ministerio de Igualdad a cargo de la vicepresidenta, Carmen Calvo, “va a necesitar bastante más que marketing”.
“Este gobierno va a necesitar de mensaje político, que espero que venga de la dirección política del partido y que sea coherente con el giro a la izquierda que salió del 39 Congreso”, explica una representante de ese sector. l

Sectores del PSOE ven riesgos en el Gobierno de “marketing” de Sánchez