La rebaja de impuestos del Gobierno local alcanzará tan solo a unos pocos

16 abril 2013 / 26 abril 2014 página 6 / 18 septiembre 2014 página 9 A Coruña.- Fotografía de las instalaciones de la Casa del Agua
|

El objetivo declarado del Ayuntamiento al presentar las ordenanzas fiscales que llevará a pleno el próximo lunes es una rebaja de impuestos para la gran mayoría de los coruñeses, al tiempo que se grava a las grandes empresas. Sin embargo, algunos partidos, como el BNG, critican las rebajas tributarias por considerarlas demasiado moderadas. Sobre todo, afectan a los hogares con familias numerosas, de las que  podría haber 900 en A Coruña de un total de 107.666 hogares, así como a las personas que cobran menos de lo que marca el  Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem), que actualmente está en torno a 532 euros al mes. Los datos del Instituto Galego de Estadística (IGE) no permite cuantificar cuántos son, pero señalan que el 24,87% de las familias coruñeses gana menos de mil euros al mes. 
Estos dos factores (familia numerosa y bajos ingresos) pueden combinarse para conseguir rebajas de hasta el 90% en el Impuestos de Bienes Inmuebles (IBI), una de las principales fuentes de ingreso para cualquier municipio. En cuanto a la tasa del agua, una de las más anunciadas por el Gobierno local, se basa sobre todo en el consumo. 
Y a ese respecto, el grupo municipal del BNG ha constatado que las modificaciones “non implicarán grandes cambios ao respecto do que actualmente veñen pagando os coruñeses”. Para la concejala nacionalista, Avia Neira, “incluso o proxecto final pactado entre o PSOE e a Marea Atlántica, foi empeorado a respecto da proposta inicial que achegou no seu momento o Goberno municipal no que ten a ver co prezo da cota fixa para o tramo de caudal de 2,5 metros cúbicos por hora –o da maior parte das persoas consumidoras– pois se propoñía a súa rebaixa a 4,07 euros e finalmente fica en 5 euros”.
El Bloque recuerda que la propuesta que trasladaron al Gobierno local incluía la derogación de la subida del agua que aprobó el gobierno del PP en 2012 y que supuso un incremento del 25%. 
Por su parte, los populares también consideran que se deberían rebajar más las tasas que percibe el Ayuntamiento. Sugieren una bajada del IBI del 10% en todos los recibos, eliminar la subida de este impuesto para el puerto que, el Ayuntamiento pretende doblar, congelar el IVTM y bajar un 0,9% las tasas y precios públicos. 
Si las nuevas ordenanzas se aprueban tal y como están, el principal partido de la oposición asegura que “supone un incremento de casi 8 millones, en especial del IBI.

La rebaja de impuestos del Gobierno local alcanzará tan solo a unos pocos