Las placas de hielo provocan un reguero de incidencias en la ciudad

Un agente toma muestras tras el atropello de la mujer en la N-550 | quintana
|

Las placas de hielo dejaron ayer un reguero de incidencias en la ciudad y su área, principalmente relacionadas con el tráfico pero también ligadas a caídas en la vía pública por resbalones.

Una mujer de 48 años resultó herida grave tras ser atropellada en la N-550 a la altura del hipermercado Alcampo, según fuentes de la Policía Local. El accidente tuvo lugar en la incorporación desde la avenida de Alfonso Molina, en sentido a Santiago, a las 08.55 horas, cuando un vehículo arrolló a la mujer en una zona sin paso de peatones. La víctima fue trasladada de urgencia en ambulancia al Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac), mientras que la conductora del turismo fue atendida por un ataque de ansiedad.

La sala de pantallas de la Policía Local también informó de un accidente a las 06.20 horas en la carretera que une Feáns con Uxes, donde un vehículo acabó volcando sin registrarse heridos. 

Por otra parte, una parte de la avenida de Oza –a la altura del parque Europa– fue vallada tras la caída de una mujer debido al hielo, un resbalón por el que tuvo que ser ingresada en cuidados intensivos. Los Bomberos esparcieron sal en la avenida del Ejército, en el campus de Elviña y en la avenida del Ferrocarril, mientras que en Arteixo hicieron lo propio con cinco toneladas de este producto en cerca de 40 kilómetros de vías municipales.

Además, un autobús urbano chocó contra el Covidauto de O Ventorrillo sin que afectase a la actividad y a las pruebas PCR previstas en él, según confirmó un portavoz del área sanitaria coruñesa. Desde la Compañía de Tranvías indicaron que el accidente se produjo sobre las 07.20 horas cuando un bus de la línea 7 colisionó con el tejadillo del puesto Covid cuando no estaba abierto.

Las placas de hielo provocan un reguero de incidencias en la ciudad